Enrique Castillo González

En una de sus primeras “posiciones” y, sin ser aún secretario de Turismo de la 4/T, el ínclito hotelero Miguel Torruco criticó la falta de movilidad sobre espacios nacionales de turistas con poder adquisitivo; en su dicho, quien fuera uno de los pilares de la ahora poderosa empresa “Posadas de México”, dejó saber que -los destinos turísticos deben trabajar para provocar el regreso de aquellos turistas que además de buenos sibaritas saben “gastar”-.

Y como lo declarado por Miguel fue trazado con un fino estilete, si hubo réplicas, poco efecto tuvieron esas. Como sea, acá en la mesa de trabajo entendimos algo, desde las oficinas de Masarick (Polanco), en lo que tiene que ver con hotelería, la premisa estará en la oferta y la demanda.

 

Tal conversación nos condujo a una tenida con perfiles turísticos, explicada con herramientas de “economía”; desde la silla de quién tiene expertis en asuntos económicos saltó la primera explicación -oferta es la cantidad de bienes y servicios que la empresa de un país está dispuesta a producir, esa con un precio determinado y en un momento determinado. Obvio que si hablo de oferta también habré de explicar lo que es -demanda- dijo quién estaba en uso de la voz.

 

Demanda. Es la cantidad de bienes y servicios que los miembros de una sociedad desean adquirir a un precio determinado, en un momento determinado.

 

Escuchado eso inmediatamente traje a mi mente dos excelentes productos (destinos), Oaxaca (capital) y Acapulco.

 

Acapulco.- Sinceramente lo que hoy está ofertando este puerto turístico dista leguas de lo que “demanda” ese turismo al que extraña Torruco, no obstante las carencias la gran bahía sigue atrayendo -gente- y sí, la enorme mayoría de esa (gente) viene del Valle de México.

Acá también se podría hablar de la “conectividad”, muestra de ello es que a la ciudad de Puebla tiene mayor cantidad de vuelos internacionales que este puerto turístico. Otro instrumento de medición es “las tarifas”, en Acapulco esas están liberadas, y acá otra vez aparecen los términos Oferta y Demanda.- Nuestro economista de la mesa concluye, a manera de sentencia, -en Acapulco nuestro pobre oferta cumple con la pobre demanda-

 

Oaxaca.- Lo que “oferta” este destino tiene gigantescos perfiles, por ello la “demanda” de esta ciudad está perfectamente equilibrada, la sesuda conducción de sus políticas turística logra que, ya cautivos los turistas (acá si lo podemos llamar turístas), se les tienden líneas para que hagan turismo incluso en sus costas (Puerto Escondido) algo interesante, los “productos étnicos” son tan atractivos como los que muestra el vecino estado de Chiapas.

 

Como sea,  algo alcanzamos a entender y explicar de lo que -Torruco quiso decir- y, por cierto, la idea del hotelero hoy y secretario de Turismo, no son erróneas, tanto que empresarios hoteleros (operadores y propietarios) ya las están alojando en sus procedimientos.

 

En lo que tiene que ver con la Bahía de Acapulco se alcanza a ver a tiro de piedra que, así como la cadena Hotsson y la operadora “AM-Resort” (DREAMS) trazan sus rutas sobre la bahía más hermosa del mundo, pronto lo harán otras empresas, ¿hotel Caleta?…

Oaxaca, como sea el gobernador José Murat y el alcalde Oswaldo García ya dejan ver orden y paz, que es la manera perfecta de crear atmósferas para el desarrollo.

 

Los escenarios. Acapulco.- El escenario base para nuestra proyección está lejos de los ideales que tiene el secretario de Turismo, no existen condiciones para que, en el corto plazo, la oferta mejore, por ende, la demanda será escasa, aunque, un escenario idealista deja ver que, -los tres niveles de gobierno se aplicaron logrando en menos de 3 años, regresar aquellos espacios que ya se habían perdido.

 

Solo quedaría tratar de desarrollar una -prospectiva- … En cinco años sobre la bahía de Acapulco estarán ya hoteles que habrán practicado una suerte de -servicio retro-.  

 

En lo que toca a Oaxaca; aunque la espada de Damocles (acciones sindicales de un revolucionado magisterio) siempre tiende sobre la testa social, hemos visto que el “MuratGroup” está operando y las cosas caminan.

 

Greguería.- Ningún otro ser vivo hace turismo, solo el ser humano razona para hacer eso; las especias migran, las nubes se mueven, los planteas se trasladan,

 

Greguería.- El Ayuntamiento de Oaxaca recupera la línea de auxilio -911- además, en un gesto de -austeridad republicana- el alcalde “MORENISTA” regresa el estatus de Dirección a sus oficinas de -Policia Preventiva- quitando el rimbombante y desproporcionado nombre de “Secretaría”… Coherencia política.

 

Balazo al aire.- Lo que Torruco quiso decir.

 

OXIMORON .- Una pequeña tlayuda.

 

Haiku.- hay pocas cosas  

            tan ensordecedoras

            como el silencio.

 

comanche2000@gmail.com

COMPARTIR