Por Ignacio Hernández Meneses

 

El presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados del Gobierno del Estado y Municipios número 4, Arturo García Urióstegui, sentenció  que si hoy jueves no les pagan, mañana viernes cerrarán las calas, bloquearán la costera y tomarán el Palacio Federal.

Ante Enfoque Informativo manifestó que “a un mes del nuevo gobierno municipal, el problema es que no han depositado un solo pesos y denunciamos que el secretario de Administración y Finanzas, Julio César Ramírez Coronel, se ha negado a concedernos una audiencia”.

“Fuimos a verlo a su oficinas, allí se encontraba el señor, yo lo vi con mis ojos  y cuando ya me atendió el secretario particular del secretario me dijo que acaba de salir, que lo había mandado llamar la presidenta pero no creo porque no lo vi salir, al menos que se haya salido volando”, relató molesto el aguerrido líder de los pensionados quien sostuvo con firmeza que a pesar de la adversidad, no bajarán la guardia ni darán ni un paso atrás.

 

Adeudos por al menos 8 millones de pesos

 

“Exhortamos atentamente a la ciudadana presidenta, sin afán de pelear, le pedimos que haga el depósito correspondiente aunque sea de las personas que están activas, son cerca de 8 millones de pesos que tienen que depositar y para que se pueda pagar a los compañeros de la ayuntamiento y de la CAPAMA”, pidió don Arturo García Urióstegui.

En Guerrero se le deben a unos mil 200, “aquí hay 40 personas que quieren subir a nómina pero no hay dinero, el ayuntamiento no ha depositado ni un quinto, hay  gente que tiene más de un años sin cobrar, quien sabe cómo le hacen”.

Reiteró que a los jubilados “nos deben mucho por culpa de los ex gobernadores, los ex presidentes, los ex directores de Capama que muchos de ellos solo se dedicaron a saquear y dejaron semejantes deudas, han sido una bola de mañosas porque quedan a deber dinerales”.

El líder sentenció: “Les doy hasta el día de mañana –hoy jueves- para que hagan el depósito, de lo contrario, este viernes que me disculpe la presidenta Adela Román pero le cierro cajas, la Costera y le tomo el Palacio Federal, pero ya no aguantamos más, ¡ya basta!”.

COMPARTIR