Juan José Romero

A unos días del sexto aniversario de la desaparición de 43 normalistas en Iguala, organizaciones sociales y padres de los desaparecidos, protestaron afuera de las instalaciones del Poder Judicial; normalistas vandalizaron el inmueble.

Alrededor de las 11 de la mañana, a bordo de 24 autobuses, integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), padres de los 43 y organizaciones sociales, arribaron a la ciudad de Iguala.

Afuera del Poder Judicial, los normalistas y padres de familia se apostaron afuera del inmueble, para realizar un mitin de protesta y exigir a ese poder, la entrega de los videos, que mostrarían parte de la desaparición de los 43 normalistas.

“Aquí en este Palacio de Justicia, el día 26 y 27 de septiembre, existían seis cámaras, esas cámaras pudieron percibir captar todo lo que estuvo sucediendo en esta parte”.

“La policía criminal de Iguala, Cocula y Huitzuco, rompió todo el ventanal del autobús 1521, lanzó gas lacrimógeno, sacó a todos los compañeros, los bajaron a golpes y se los llevaron en camionetas de la policía de Huitzuco”, narró Vidulfo Rosales Sierra, abogado de los padres de familia de los 43 normalistas desaparecidos.

Por su parte, la madre de Jorge Álvarez Nava, uno de los 43 normalistas desaparecidos, exigió que el Poder Judicial en Guerrero, sea llamado a comparecer por el tema Ayotzinapa y se conozca el paradero de alrededor de seis videos desaparecidos.

La información, apunta a que policías municipales (de Iguala y Huitzuco), detuvieron en el puente de “El Chipote”, al autobús 1531, donde se transportaba un grupo de estudiantes de Ayotzinapa.

Lo anterior, fue difundido en uno de los videos, sin embargo el resto del material fue borrado; algunas versiones establecen que fueron policías de Huitzuco, quienes se llevaron a un grupo de entre 15 y 17 normalistas hacia aquel municipio.

Tras la protesta, un grupo de normalistas derribó la entrada al Palacio de Justicia, apoyados por la camioneta repartidora de la empresa Bimbo; al interior arrojaron explosivos caseros y piedras contra los ventanales, también incendiaron la camioneta.

La acción duró alrededor de 01 minutos. A la zona llegaron bomberos del municipio, quienes sofocaron el incendio del camión y las oficinas del Palacio de Justicia

Al término de la protesta de la “acción global por Ayotzinapa”,  en el marco del sexto aniversario en la sede del Palacio de Justicia de la ciudad de Iguala,  los normalistas arrojaron piedras, petardos y prendieron fuego a un vehículo distribuir de una empresa privada en el interior del edificio.

Estudiantes de 16 normales rurales del país e integrantes de organizaciones sociales en respaldo a los padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, a bordo de 24 autobuses, protestaron en las instalaciones del Poder Judicial del estado, para exigir avances en las investigaciones sobre el caso.

Al poder Judicial de Guerrero, urgieron  la entrega de los videos captados por las cámaras de seguridad, instalados en el Palacio de Justicia de Iguala, que habrán grabado el momento en que los jóvenes fueron desaparecidos, los cuales, según la ex titular del Tribunal Superior de Justicia, Lambertina Galeana Marín, fueron destruidos porque no muestran ninguna evidencia.

En el mitin, Melitón Ortega, uno de los padres de los 43, reprochó a las autoridades de la Fiscalía General de la República (FGR) que, a seis años de la desaparición de sus hijos, no haya avances en el proceso de las investigaciones para conocer su paradero, ni para procesar a los responsables de los hechos.

Como protesta, los inconformes efectuaron pintas en las instalaciones del edificio Judicial de Iguala, con leyendas como “fue el estado”, “ayotzi vive”, “justicia a los 43”. La movilización de este lunes es el inicio de una jornada de protestas al cumplirse seis años de los hechos.

Exigieron “juicio político” contra el expresidente de la República, Enrique Peña Nieto, por haber desviado las investigaciones, pero al término de la movilización, tras entonar el himno venceremos, arrojaron piedras a las instalaciones del edificio, como señal de molestia por falta de resultados.

Al término de esta “actividad” bomberos de Iguala acudieron a sofocar el incendio de la camioneta de una empresa privada así como los incendios en el interior del edificio derivado de los petardos que arrojaron los normalistas.

El vocero del colectivo Nos Faltan 43, Felipe de la Cruz, anticipó que se alistan acciones “fuertes” en Guerrero y la Ciudad de México de cara al sexto aniversario de los ataques del 26 de septiembre de 2014 en Iguala.

El profesor retirado señaló que existe mucho malestar en el colectivo que representa por el amparo otorgado por una juez a favor de María de los Ángeles Pineda Villa, esposa de José Luis Abarca, el cual fue apelado por la Fiscalía General de la República (FGR).

Recordó que las malas decisiones de integrantes del Poder Judicial han propiciado la liberación de mucha personas vinculadas con los ataques registrados la noche de Iguala, cuando murieron seis personas y se generó la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, “la verdad es que sí nos cae de peso (sic) el saber que hay un amparo a favor de la pareja imperial”.

Recordó que Abarca Velázquez y Pineda Villa están presos por delincuencia organizada y lavado de dinero, por eso la FGR busca mantenerlos en prisión, a partir de la vinculación que puedan tener con la desaparición de los jóvenes.

Aunque ya casi se cumplen seis años de los hechos, sostuvo que las organizaciones sociales y los colectivos que les manifestaron su solidaridad se mantienen cerca, de tal suerte que quienes piensan que ya se dispersaron o perdieron fuerza están muy equivocados, “vamos a tener una actividad muy fuerte para el 26 de septiembre, en el sentido de que son seis años de ausencia y de muchas cosas que se han tenido que vivir”.

Precisó que por el problema de la pandemia del Covid-19 es muy probable que no se realicen acciones multitudinarias, pero se encontrará la manera de demostrar fuerza para hacer escuchar el reclamo de justicia.

Recordó que el desgaste físico, emocional y económico de los padres de los normalistas desaparecidos es demasiado si se toma en cuenta que la mayoría son grandes y enfrentan enfermedades degenerativas, sin embargo no dejan de luchar por que se sepa qué pasó con los agraviados, por eso manifestó que para el sexto aniversario los padres agraviados y las organizaciones que los respaldan realizarán una actividad fuerte, para dejar en claro que su reclamo de justicia no ha perdido fuerza.

COMPARTIR