Eduardo Salgado Sánchez

 

Empresarios de la Industria de la Masa y la Tortilla en la entidad, ratificaron que en Guerrero, no se incrementará el precio del kilo del insumo básico de la alimentación de los guerrerenses e informaron que en los próximos días, recibirán del gobierno estatal un apoyo de 400 toneladas de maíz para el gremio.

En conferencia de prensa, el presidente del sector, Arcadio Castro Santos informó que se lograron acuerdos con los empresarios del municipio de Chilpancingo, quienes hace unos días amagaron con subir el precio de la tortilla de 16 a 18 pesos, si la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) no les entregaba lo más pronto posible las más de 2 mil 300 toneladas que en diciembre pasado autorizó el Congreso del Estado en la Ley de Egresos.

Castro Santos reconoció que las toneladas de maíz recibidas del gobierno estatal no resuelven los problemas financieros del sector tortillero no obstante, agradeció el “buen gesto” del gobernador Héctor Astudillo Flores.

Añadió que debido a los recortes presupuestales, el apoyo recibido por la entidad se recortará.

Ante ello, expresó “estamos buscando alternativas por nuestra parte, lo de la tonelada es significativo, es un gesto del gobernador pero eso no nos viene a sacar de apuros, nosotros estamos buscando alternativas para ahorrar energía eléctrica, lo estamos haciendo ya con algunas tortillerías en Acapulco, también nosotros estamos poniendo de nuestra parte porque no todo lo podemos dejar al gobierno del estado”.

Arcadio Castro puntualizó que buscarán reunirse con el delegado único del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y con altos funcionarios federales para gestionar recursos para proyectos de infraestructura y financiamiento para así, mantener sus precios en los próximos meses.

Concluyó que debido al retraso en la entrega del fertilizante, está afectando la siembra de Guerrero y que hay incertidumbre en los campesinos de que si este año se alcanzara la producción deseada.

 

COMPARTIR