Por Enrique Silva M.

Todo parece indicar que muchas de las promesas e ilusiones de cambio en el país se irán por la borda más pronto de lo que esperábamos y ya la legislatura federal da muestra de ello, empezando por legisladores que llegaron a las curules bajo siglas de un partido pero para sumarse a otro, hasta legisladores que se hicieron pasar como indígenas para acceder a candidaturas y otros más que como veletas y siguiendo sus intereses particulares dan el bandazo y se suman a otra bancada…digo no es nada nuevo, siempre ha ocurrido claro bajo otros colores, pero a final de cuentas no está bien que haya sucedido ni que siga sucediendo, de lo que se supone que se trataba es de romper esquemas de podredumbre que tanto daño han hecho al país.

Mucho se habló también de una austeridad totalmente necesaria y resulta que no se acaba de dar un paso cuando ya echan tres para atrás, apenas señalaron que en el Senado las medidas de austeridad irían en serio con medidas como eliminar seguros de gastos médicos, pago de vehículos, comidas y telefonía celular, edecanes y bocadillos entre otros, cuando ya anuncian el regreso de edecanes y alimentación porque POBRECITOS Senadores cuando hay sesiones largas se quedan sin comer varias horas o tienen que tomarse la molestia de salir del recinto para ir por un bocadillo, su cafecito o su agüita…gran esfuerzo, CARAJO ¿cómo los ven? se les olvida que millones de mexicanos se pasan gran parte del día con una raquítica alimentación o con el estomago vacío y cumplen jornadas de trabajo realmente extenuantes y ni quien les acerque una galleta.

Al paso que vamos no nos extrañe que el resto de los privilegios de los que gozan los legisladores no solo no sean eliminados, sino incluso sean mayores y junto con ellos el interés por el pueblo se esfume como siempre ha ocurrido y sigamos viendo el surgimiento de nuevos y privilegiados ricos o el mantenimiento de los de siempre pero portando otros colores y algunos los mismos.

COMPARTIR