Por Ignacio Hernández Meneses

 

No valen las excusas, el presidente Evodio Velázquez debe reconocer sus fallas, cuestionó el ex candidato a la presidencia municipal por el PRD, Joaquín Badillo Escamilla, quien llamó al PRD a que le pida cuentas al alcalde.

Lamentó que sean poco serias declaraciones del alcalde en lugar de seguir trabajando con  mayor empeño en beneficio de los acapulqueños.

Preciso que los problemas de Acapulco están en Acapulco, por ello consideró que no son maduras ni responsables las declaraciones del primer edil. “Para mi cualquier cargo, es la responsabilidad de quien asumió para que si en algo no cumples el mismo pueblo te lo demanda y es lo que está sucediendo desafortunadamente”.

Joaquín Badillo dijo que no es lo más correcto buscar culpables en lugar de construir soluciones. Explicó que “la habilidad de todo presidente municipal consiste en gestionar recursos adicionales  si el ve uno que el presupuesto no es suficiente, hay que replantear proyectos, y generar economía, y creo que hoy los resultados los tiene la opinión pública”.

 

Que asuma su responsabilidad…

 

En este sentido, señaló que por eso no se debe mezclar responsabilidades federales o estatales, sino simplemente asumir la responsabilidad que a cada quien corresponde “y darle cuentas a los ciudadanos”.

Reiteró que uno de los factores de los malos resultados del PRD fue precisamente la “mala administración” del presidente municipal, y que una mala administración repercute en un proceso electoral, que la gente no quiso dar su confianza al PRD, y al partido lo representa esta administración.

Recordó que como ejemplo, los botes de basura que compró esta administración sobrepasó los costos; luego, que no se dio seguimiento al proyecto de Ciudad Luz “y así puedo mencionar más, y los resultados lo tiene la gente… y a escasos días que concluya la administración, no es el PRD, es responsabilidad misma de quien tomó las decisiones por Acapulco, y es la ciudadanía la que va juzgar a la persona”.

En suma el propio alcalde debe asumir su responsabilidad, concluyó Badillo.

COMPARTIR