**CIDH, entrega a los padres informe, donde refuta nuevamente la “verdad histórica”

Bernardo Torres

Chilpancingo, Guerrero.- “No nos dejen solos”, pidieron los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos el 26 y 27 de septiembre de 2014, ante los comisionados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); “Aquí estaremos, hasta encontrarlos”, respondió la comisionada Esmeralda Arozamena Bernal de Troitiño.

Este lunes, los comisionados de la CIDH, acudieron a la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos”, para entregar a los padres y madres de los 43 desaparecidos el informe de balance del Mecanismo Especial de Seguimiento del Caso Ayotzinapa.

Los representantes de la comisión, acompañados del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), miembros del Centro Proh y Tlachinollan, llegaron a la normal en punto del mediodía, donde fueron recibidos al grito “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

En una caminata de un kilómetro de la carretera federal Chilpancingo-Tixtla encabezada por la banda de guerra de la normal, se toparon con los mensajes de rebeldía y libertad grabados en mantas a lo largo del recorrido; “Donde quiera que la muerte nos sorprenda bienvenida sea”, “seguiré sembrando rebeldía, hasta que coseche libertad”.

En su arribo a la explanada de la normal, los defensores de derecho humanos, se encontraron con 43 butacas vacías, de igual número de jóvenes que hace un mes se habrían graduado como maestros, y de quienes sólo estaban sus rostros, colgados en una lona, acompañados de la frase “Hijo, te buscaré hasta encontrarte”.

La señora María Elena Guerrero Vázquez, madre de uno de los estudiantes desaparecidos, fue la encargada de la recepción, quien pidió a los representantes de los organismos nacionales e internacionales; “Han sido cuatro años de mentiras, es una vergüenza, no nos abandonen, porque ustedes nos hacen fuertes”.

 

Sin sustento versión oficial de que estudiantes fueron asesinados y calcinados: CIDH

 

Al presentar el informe del Mecanismo Especial de Seguimiento al Caso Ayotzinapa, los comisionados de la CIDH y el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en México, coincidieron en que no hay argumentos suficientes que sostengan que los 43 estudiantes desaparecidos, fueron asesinados y calcinados en el basurero de Cocula.

La comisionada, Esmeralda Arozamena de Bernal y Troitiño, expuso que el informe presentado parte de todas las observaciones y recomendaciones que hicieron los integrantes del Grupo de Expertos Independientes de Expertos Independientes (GIEI), de donde se desprendieron una serie de nuevas líneas de investigación que plantearon a la Procuraduría General de la República (PGR).

Desde el informe del GIEI, se había deprendido de sus investigaciones una serie de hipótesis; la responsabilidad de la Policía Federal en la desaparición de los normalistas, el rol que jugó el Ejército la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014, investigar a las instancias que controlaban en ese momento el C4 de Iguala.

Además, deslindar responsabilidades de autoridades estatales, agotar el análisis técnico de información de la telefonía celular, determinar identidades del “Caminante” y el “Patrón”, obtener información sobre el trasiego de droga de Guerrero a Chicago, explorar los 62 km cuadrados con uso de tecnología LIDAR, y emprender acciones contra la policía municipal de Huitzuco.

La CIDH, a través del GIEI y del Mecanismo, determinó que hubo una obstrucción y entorpecimiento de las investigaciones en el río “San Juan”, y otras zonas que la PGR no informó, además de que la Policía del Estado mantuvo en resguardo al basurero de Cocula desde el 1 de octubre, es decir, cuatro días después de los hechos en Iguala.

El informe, también identifica desafíos de búsqueda y atención a las víctimas porqué a punto de cumplirse cuatro años de su desaparición su paradero sigue siendo desconocido y las líneas de investigación propuestas siguen siendo inciertas, tampoco ha habido cambios en la narrativa gubernamental y se aferran a la denominada “verdad histórica”.

“Para ustedes no ha cesado la horrible noche”, dijo al tomar la palabra el comisionado Luis Ernesto Vargas Silva, seguido por el Alto Comisionado de la ONU, Ian Jarab, quien expresó a los padres su admiración por su valentía, tenacidad de lucha, su incansable búsqueda que ha tocado los corazones de miles de personas en México y en otros países.

Explicó que contrario a lo que muchos creen, que el Caso Ayotzinapa ha eclipsado otros casos de desaparición, se ha visibilizado el drama de la desaparición forzada en México, y los organismos defensores de derechos humanos, seguirán acompañando a cada padre, madre, hermano o esposa que busque a un desaparecido.

COMPARTIR