Juan José Romero

 

El presidente municipal electo de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán aseguró que no habrá persecución, ni cacería contra las autoridades salientes, pero sí se procederá conforme a los principios legales en las áreas administrativas y financieras.

El perredista pidió al alcalde en turno, Marco Antonio Leyva Mena se instale la mesa de entrega-recepción para  la próxima semana.

En conferencia de prensa de este jueves, Gaspar Beltrán dio  a conocer que tanto el Tribunal Electoral del Estado (TEE), como el área de fiscalización de recursos del Instituto Nacional Electoral (INE), han validado su triunfo, al declarar improcedente en una primera instancia, la impugnación presentada en su contra, sobre rebase de topes de campaña, dijo que ha comenzado a establecer los canales de comunicación para el proceso de entrega.

Informó que ya ha establecido los lazos de comunicación con el alcalde Leyva Mena para que, en un ambiente de respeto, a partir de la próxima semana se puedan iniciar la instalación de la mesa de trabajo, tendiente al proceso de entrega-recepción.

Expuso que de acuerdo con  lo que ley contempla, el proceso debe efectuarse durante la primera semana del mes de septiembre, “pero nosotros estamos apelando la buena disposición del presidente municipal en turno para que podamos avanzar en el tema de entrega-recepción, no creo que haya negativa, porque ya hemos tenido acercamiento con él”, señaló.

Gaspar Beltrán, aseguró que para la administración saliente no habrá persecución, pero sí se hará conocimiento de las instancias correspondientes sobre la situación con que se encuentre con cada una de las áreas.

Además en el tema financiero, dijo, se contempla que los presidentes municipales salientes tienen que garantizar, tanto los sueldos, salarios y compensaciones de fin de año, a sus colabores y a los trabajadores.

El edil electo, anunció una revisión de todo el personal administrativo del ayuntamiento de Chilpancingo, y todo aquel que justifique su ingreso con trabajo, se le respetará su permanencia, porque  “en Chilpancingo hay muchas necesidades, necesitamos muchas manos para trabajar”, apuntó.

Sobre la denuncia presentada ante el Tribunal Electoral, sobre el rebase de topes de campaña, la cual se declaró improcedente, señaló: “no rebasamos el tope de gastos, ni cierre de campaña hicimos, fuimos respetuoso de los topes, fuimos muy austeros”, insistió.

COMPARTIR