*Defiende que su gobierno ha sido auditado por la federación y auditorias externas

Eduardo Salgado Sánchez

Y tal y como era de esperarse, tal cual lo ha hecho ante los señalamientos de corrupción y problemas ante la ingobernabilidad que se mira en Acapulco, el alcalde Evodio Velázquez aseguró que no caerá en provocaciones “y que no entrará en dimes y diretes”.

En declaraciones a reporteros tras acudir al izamiento de bandera por motivo del mes patrio en el Asta Bandera de la ciudad, Evodio Velázquez aseguró tener la mirada alta y que si se debe de comprobar algo, se comprobará y aseveró, que no se prestará a golpeteos políticos.

Refirió que con anterioridad, denunció embates “que se estarán viniendo en contra de mi gobierno” y recordó que al iniciar su gobierno, la administración del “Nuevo Acapulco” sufrió ataques por parte del partido naranja.

Aseveró que a la sociedad no le gustan los enconos “y eso no le gusta a la sociedad porque para ello, pues ahí está la respuesta de la misma sociedad, ahí está como quedo su partido en este momento porque la gente no quiere pleitos.

Ante el planteamiento de una reportera de que Walton señala puntualmente la búsqueda de impunidad, Evodio Velázquez aseguró que su gobierno ha sido auditado por la Auditoría Superior de la Federación y la Auditoría Superior del Estado.

De igual manera, defendió que su gobierno fue recientemente auditado por la compañía externa Latín American Certification & Systems, la cual fue objeto de duras críticas por parte de la sociedad acapulqueña al calificarla como una burla y una costosa auto certificación.

Evodio Velázquez dijo que será el tiempo el que dé la razón a quien la tenga y sostuvo que en los días que le restan a su gobierno, como papel de presidente defenderá su gobierno y su condición de alcalde hasta el último momento “y después, en mi condición de ex presidente voy a debatir con el ex presidente las veces que quiera, hoy merece respeto la población de Acapulco”.

Puntualizó que de manera puntual, hará llegar a la población las aclaraciones correspondientes de lo publicado por Walton Aburto, sin precisar las fechas y medios.

**”Revanchismo político clausura de la obra del Encinal por parte de Profepa”

Por otra parte, Evodio Velázquez aseveró que no existe motivo alguno por el que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y aseveró que dicha acción puede prestarse a un revanchismo político, “porque qué casualidad que se da en estos días”.

Velázquez Aguirre aseguró que se hicieron todos los permisos para la realización de dicha obra “porque si no nos hubieran permitido hacer la carretera, el sendero, los estudios y las perforaciones y eso al final de cuentas, no ayuda”.

Defendió que es una obra importante que el aun gobierno entregara en su justa dimensión ya que refirió que la obra es un proyecto a largo plazo.

Para el tan criticado proyecto de la construcción del centro de la Paz en el cerro del encinal que contempla la construcción del Cristo “más grande del mundo”, el gobierno municipal destino 30 millones de pesos para una primera etapa, aún y cuando las colonias populares y principales calles y avenidas carecen de pavimentación y demás servicios públicos.

COMPARTIR