El presidente reconoció el desabasto de gasolinas que afecta a la CDMX y nueve entidades del país y exhortó a la población a resistir los inconvenientes que ha dejado su estrategia contra el robo de hidrocarburos

COMPARTIR