Eduardo Salgado Sánchez

 

Carlos Antonio Santamaría Díaz, un niño de apenas trece años, pone en alto el nombre de Guerrero al ser el mexicano más joven, en cursar el segundo semestre de la carrera Física Biomédica en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En declaraciones a reporteros tras asistir como invitado a la entrega de proyectos productivos Sejuve Network y equipamiento de centros Territorio Joven, llamó a los estudiantes guerrerenses a buscar los medios para aprender más de lo que enseña el sistema educativo, al que criticó de no ser un sistema completo.

“Lo qué hay que hacer es siempre ir a más, si estás en la primaria, ir a más de lo que te enseñan en la primaria, para tal vez así presionar a un sistema educativo que no nos está dando todo; aunque hay apoyos que está dando el gobernador, el sistema educativo no lo fomenta tanto, entonces para presionar al sistema educativo a que vaya más allá, nos enseñe más, porque yo creo que los niños de mi edad pueden hacer más cosas de las que les están enseñando”, indicó.  

Santamaría, originario de Ciudad de México, pero su familia materna es de Arcelia, Guerrero, expresó que en cinco años se ve todavía estudiando y ayudando a la gente a aprender más.

Resaltó que para ingresar a la UNAM el camino no fue fácil y que optó por estudiar física biomédica para estudiar el comportamiento de los microorganismos.

Afirmó estar dispuesto a aportar su conocimiento y estudios a Guerrero y al país, y que así tiene la manera de ayudar a la gente, lo hará.

COMPARTIR