Juan José Romero

Luego de los señalamientos por traición al interior de Morena, Carlos Cruz López y Marco Antonio Cabada Arias, diputados de esa fracción parlamentaria,  negaron las acusaciones en su contra.

Sin embargo, ventilaron la división que se vive al interior de la fracción amagando  con impugnar la integración de las comisiones que aprobó el Congreso el pasado viernes 5 de octubre porque se violó su derecho a ser votados por no haber asistido a esa sesión.

En conferencia de prensa, este lunes en la sala José Francisco Ruiz Massieu del Poder Legislativo, los representantes populares morenistas, negaron  que su ausencia a la sesión del 5 de octubre haya obedecido a un acuerdo con la fracción del PRI, encabezada por Héctor Apreza Patrón o con el gobernador Héctor Astudillo Flores, como lo acusan.

 

Cruz López  dijo tajante, “no me he vendido con ningún gobierno ni hago negociaciones en lo oscuro, soy de Morena, soy hombre de principios y valores que respeta los estatutos del partido”, llevando estos a su forma de vida y señaló que  la versión de que recibieron 3 millones de pesos para ausentarse de la sesión, surgió de una filtración desde la fracción de Morena.

Ante esto, incluso, dijo que promoverá una denuncia en contra del medio de comunicación que público estas acusaciones, por daño moral.

Ambos legisladores, puntualizaron que no renunciarán a la bancada de Morena y menos ir  a otra fracción, sin embargo, señalaron que su coordinador, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, debe modificar su conducta como coordinador parlamentario.

Pero además pidieron la intervención de la dirigencia nacional de su partido, aunque advirtieron que de ser necesario buscarán al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para ponerlo al tanto de las imposiciones internas.

Cruz López ventiló además que en su momento se opusieron a que se llamara a comparecer al titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Jorge Zuriel de los Santos Barrilla, por un “trascendido” que publicó el periódico Reforma sobre la presunta compra de una mansión en una zona exclusiva de Acapulco, cuyo acuerdo fue avalado por la mayoría, y ahora son marginados de las comisiones por su coordinador parlamentario.

 

A esta conferencia de prensa no asistió la diputada Teófila Platero Avilés,  a quien señalan de “basificar” a sus familiares en la nómina del ayuntamiento de Acapulco, pero en el caso de Cruz López y Cabada Arias buscaron presidir la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública o Hacienda, pero no lo lograron.

Se excusó de no haber asistido a la sesión del 5 de octubre por desprendimiento de un molar y para probarlo, exhibió una receta del dentista particular que lo atendió porque hasta el momento, agregó, no han sido incorporados al ISSSTE.

Por su parte Marco Antonio Cabada aseguró que la integración de las comisiones  aprobadas el viernes 5 de octubre, es la misma que 20 días antes, les mostró su coordinador en una reunión de fracción.

Previo a la conferencia de prensa, Marco Antonio Cabada, señaló en entrevista radiofónica, que el actual coordinador de su fracción ostenta “muchos cargos”, pues además de ser diputado y coordinador de la fracción, es dirigente estatal y próximamente delegado del gobierno federal en Guerrero, “son muchos cargos” insistió en legislador.

Explico que no acudió porque, “yo metí permiso desde el miércoles (3 de octubre) por asuntos personales… les dije  pásenlo para el martes, total ya habían violentado la ley y lo han hecho siempre el trabajo legislativo porque los documentos que entregamos para presentar iniciativas proyectos o intervenciones lo notifican incluso faltando una hora el orden del día”, indicó.

Pese a la fuerte división al  interior de su fracción, aseguró que se mantendrán firmes a su bancada porque no incurrieron en ninguna violación a los principios o estatutos de Morena, partido al cual pertenece, dijo.

COMPARTIR