Por Eduardo Flores Salado

Debido al confinamiento que se vivió por el Covid19 y al recorte presupuestal que hizo el gobierno federal a las casa de atención a las mujeres indígenas estás sufrieron por la violencia doméstica que se incrementó en las comunidades apartadas del estado, así lo aseguró la defensora de los derechos humanos de la mujer indígena, Nadia Maciel Paulino.

Enfatizó que otros de  los factores que  afecto está pandemia fue el cierre de las casas de la mujer que han permanecido cerradas las cuáles tambien carecen de recurso económico pese a que mujeres indígenas dan atención a otras mujeres que hablan la misma lengua indígena y ayudan a denunciar actos de violencia.

En entrevista Maciel Paulino urgió autoridades federales destinar recursos para las más de seis casas de la mujer que existen en el estado ya que son las principales responsables en atender la violencia familiar.

“Durante esta contingencia sanitaria el confinamiento para algunas mujeres de la región de la Montaña fue complicada porque si, alguna de ellas quería denunciar alguna agresión está no lo podía hacerlo porque la comunidad fue cerrada junto con las dependencias de gobierno y bueno no se podía dar apoyo ni atención a estas mujeres”, expresó Marcial Paulino.

Maciel Paulino reiteró que a sido una situación complicada dónde muchos habitantes de este lugar la han tomado con mucho miedo y en el peor de los casos algunos han optado por el suicidio.

Hasta el momento dijo desconocer el dato duro de las personas que han fallecido por coronavirus porque muchas de las víctimas no llegan siquiera al hospital donde muchas mueren en sus casas por sus mismas enfermedades degenerativas .

COMPARTIR