Por Ignacio Hernández Meneses

 

Reducción de los salarios y acabar con los “fondos oscuros” y “cosas raras” en el Congreso Local, será la primera tarea de la fracción parlamentaria de Morena, anunció Arturo Martínez Núñez, diputado local electo.

Luego de ponerle el cascabel al gato, Arturo Martínez dijo que un diputado federal gana al menos 120 mil pes mientras que un diputado local 70 mil.

El legislador del distrito 10 por Costa Grande explicó que lo que está a discusión es qué se va hacer con lo que se va reducir, porque todo ya está presupuesto y no se debe regresar a la tesorería.

Expuso que otra de las tareas de la agenda legislativa es la Ley 701, donde se parte de la idea de que sí son necesarias las policías comunitarias para hacer que se respete el estado de derecho.

Reconoció que las policías comunitarias son vitales para reforzar la seguridad e impartir justicia sobre todo en aquellos lugares muy apartadas sobre todo en la Montaña y la Costa Chica, pero que urge regularlas para evitar el surgimiento de grupos armados que usurpen funciones y transgredan la ley.

Martínez Núñez dijo que la fracción parlamentaria del Morena en la próxima legislatura local no pretende ’sabotear’ al gobierno de Héctor Astudillo Flores, sino construir acuerdos que abonen a la prosperidad de la entidad, “la fracción será flexible pero también firme en los principios básicos de su agenda política”.

Rechazó posturas ’avasallantes’ al reconocer que la ’amplia mayoría’ que tendrán en la siguiente legislatura tampoco es absoluta y que sus propuestas tendrán que ser cabildeadas y negociadas. “Nosotros no actuamos a partir de la venganza, actuamos a partir de la justicia. No nos mueve el odio, el ajuste de cuentas ni las cacerías de brujas’.

“Estamos en la actitud de construir, ser flexibles, pero al mismo tiempo muy firmes, como las varas de membrillo, que se pueden doblar pero no se quiebran. No venimos con la idea de sabotear al gobernador, seríamos sumamente mezquinos en ese sentido, y no, para nada; se trata de una nueva coordinación’, sostuvo luego de resaltar que habrá una ’cohabitación en el ámbito de competencia de cada quien y que, además, están bien limitadas por la Constitución y leyes locales’.

En suma, dijo que Morena ’no es un partido violento ni rijoso’, pues en cuatro años de vida lograron el triunfo electoral en casi todo el país sin quebrar un sólo vidrio’, lo cual refleja el compromiso de sus integrantes y militantes.

Destacó que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, les pidió mesura y que ’no se les suba el poder’, porque son quienes deben poner el ejemplo de la verdadera transformación que enarboló en campaña.

COMPARTIR