Por Ignacio Hernández Meneses

 

En conferencia de prensa, y su primer mensaje en ocasión de la Semana Santa 2019, el Arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, llamó a la conversión a quienes han hecho del asesinato y corrupción, un modo de vivir.

Llamó a los que han provocado violencia y sangre a que cambien de vida, a que cambien la reorientación de sus vidas, a la conversión “porque Semana santa, son días del Señor”.

Al dar lectura de su comunicado –de cuatro cuartillas-, dijo que el Viernes Santo será de un alto significado “porque miramos al Señor entregar su vida por nosotros en la cruz”.

En este contexto dijo que el Viernes Santo venidero  “recordaremos con especial cariño, el encuentro de Jesús con su madre, este encuentro nos habla del calvario que muchas madres viven al buscar a sus hijas y sus hijos ausentes, víctimas de trata, víctimas de criminales que los mantienen desaparecidos o luego de asesinarlo los han escondido bajo tierra”.

 

“Devuélvanles a sus hijos si están vivos…”

 

“Hago un llamado a los victimarios para que se toquen en corazón de hijos, que tengan en su mente el rostro del sufrimiento de estas madres y cambien de conducta, “devuélvanles a sus hijos, si están vivos”, imploró.

A pregunta expresa, el prelado católico reconoció que la balacera en La Mira generó angustia, pero en tono apacible, valoró el escenario, “fue para muchas familias momentos de angustia, por sí mismo y aquellos familiares suyos que estaban fuera y no sabían de ellos, Dios quiera nunca vuelva a ser necesario una cosa así”.

Sobre los que perdieron la vida dijo que es un suceso que a todos les debe doler, “hemos de sentirla en su corazón, mirar alrededor de las personas quienes lloran su muerte; su mamá, hermanos, esposas e hijos”.

Frente a este escenario grave y preocupante, reiteró su llamado “muy de corazón a quienes han orientado su vida hacia dañar a otros para obtener dinero a cambiar la orientación de su vivir, cambiar aquello que Dios nos ha hecho de cada uno, una bendición suya”.

También comentó que hasta el momento ninguna procesión en las diferentes colonias del puerto ha cancelado el Viacrucis, incluido Santa Cruz, donde hace un año ocurrió un enfrentamiento entre grupos delincuenciales, al respecto reveló que ha preguntado a personas de Santa Cruz y diferentes colonias de cómo está la situación, y que le manifestaron que hay tranquilidad y que siguen los preparativos para vivir esta semana, tampoco en la Costa Chica o Grande. “Gracias a Dios va todo en la línea que se había programado en las parroquias”, puntualizó luego de haber presidido la misa de las 10 de la mañana donde también encabezó la bendición de las palmas.

COMPARTIR