Los neoyorquinos pudieron utilizar por primera vez, después de casi 17 años, la estación rebautizada como WTC Cortlandt.
Una estación del metro de Nueva York, que fue destruida durante los atentados del 9/11, fue reabierta este fin de semana, unos días antes del 17 aniversario del trágico ataque contra las Torres Gemelas, en 2001.
La estación de Cortlandt Street, de la línea 1, quedó sepultada entre los escombros cuando los edificios del World Trade Center -que quedaban encima- se vinieron abajo después de ser impactados por aviones secuestrados por Al Qaeda.
COMPARTIR