Por Jorge Octavio Vargas Sandoval

Habitantes, vecinos, compañeros de escuela y familiares de Leonel Marroquín García quien tenía 15 años de edad, realizaron una manifestación para exigir que se esclarezca el homicidio de quien fuera estudiante del Conalep, además que haya mayor seguridad para el municipio y que se responsabilice al médico de guardia del centro de salud que se negó atender al menor cuando entró a pedir auxilio tras haber sido herido con una navaja por un sujeto que quería robarle su mochila y el escuelero se resistió.
En el mitin que era encabezado por los padres del menor Fabiola García Herrera  y Jesús Santiago Morales, inició en la avenida principal Cuauhtémoc de Ometepec pasando por las oficinas del ministerio público donde a gritos exigieron justicia, pasando por el palacio municipal donde fueron atendidos por el presidente Omar Estrada Bustos.
Para culminar en el centro de salud donde se apostaron en la puerta principal colocando mantas y pancartas con sus exigencias de que se establezca una medida de apremio ejemplar para los médicos de guardia que negaron atención médica a Leonel Marroquín quien tras ser apuñalado corrió hacia el interior del nosocomio para clamar por ayuda ya que el corte le causó expulsión de vísceras del estómago y ni aún así fue auxiliado.
La madre Fabiola García Herrera, afirmó que continuaran con sus movilizaciones para que las autoridades de los tres niveles actúen y castiguen al responsable del homicidio de su vástago. Dijo que ellos saben que su hijo tras ser agredido por resistirse al salto sobre calle Aurelio Ibarra cerca de la escuela Vicente Guerrero, corrió hacia el centro de salud para buscar que lo ayudaran, donde estuvo media hora para ser atendido y luego le negaron la ayuda por lo que murió alrededor de las nueve de la noche el pasado 10 de septiembre.
Una familiar de Leonel Marroquín, Adelaida Cayetano Herrera sostuvo que el adolescente “solo se dedicaba a estudiar y trabajar junto su madre, tenía muy buena conducta quería ser un profesionista”.
Jesús Santiago indicó que el presidente Omar Estrada los recibió cuando protestaron en el palacio municipal y les dijo que contaban con su respaldo y les aseguró que ni los médicos del centro de salud, ni protección civil, ni la policía municipal le informaron sobre la agresión que había sufrido el estudiante y que respetaba la decisión de la familia para interponer una denuncia penal por negligencia médica en contra de los médicos de guardia del centro de salud.

COMPARTIR