*En el gobierno de Evodio Velázquez sólo hubo discriminación, reprochan

Eduardo Salgado Sánchez

Acapulco, Gro., 10 de agosto de 2018.- Integrantes de la Gubernatura Nacional Indígena (GNI) y de la Unión de Indígenas Radicados en Acapulco (UIRA) marcharon de la avenida Costera Miguel Alemán al Ayuntamiento en exigencia de respeto a sus derechos, tal cual lo mandata el artículo dos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y donde además, reprochan que en el gobierno de Evodio Velázquez, sólo hubo discriminación.

Minutos antes de las 10 de la mañana, alrededor de 100 indígenas partieron del Asta Bandera acompañados de bailes, música de viento, así como rituales propios de los pueblos nativos y donde lucieron los marchantes lucieron sus huipiles y algunos estandartes.

Durante la marcha se pudieron leer mantas de “Por siempre unidos”, así como ofrendas florales y una piñata del presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump.

“Hoy se conmemora el Día Internacional proclamado por la ONU en 1994, cada año lo conmemoramos pero como nosotros sufrimos de marginación y discriminación por todo, hacemos marchas y protestas porque, que excelente sería para nosotros que fuera un día de fiesta pero no lo es, está muy lejos para que este día sea de fiesta”, señaló Amalia Guevara Saavedra, representante de la Gubernatura Nacional Indígena en Acapulco (GNI).

Guevara Saavedra señaló que los más de 25 mil indígenas radicados en el puerto y provenientes de las diversas regiones de la entidad continúan sufriendo los estragos de la discriminación no solo del gobierno municipal, si no de los tres niveles de gobierno.

Reprochó que el actual gobierno municipal no cumplió el compromiso de reubicar y construir un lugar digo a la estatua del último tlatoani Cuauhtémoc el cual “fue tirado” a la explanada del Ayuntamiento desde 2011, cuando fue retirado de su nicho que originalmente se ubicaba en la avenida del mismo nombre, esquina con avenida Universidad,  por las obras del paso elevado bicentenario.

“No hubo reubicación y nadie nos escucha, hacemos oficios, hablamos por los medios pero no se nos escuchó y esperamos que la nueva administración de la alcaldesa electa Adela Román si nos reubique la estatua en un lugar digno”, comentó.

Amalia Guevara reprochó que además, no hubo ninguna entrega de proyectos productivos por parte del actual gobierno, “hubo una total marginación y discriminación hacia los indígenas”, puntualizó.

Posteriormente, al arribar al palacio municipal, los indígenas depositaron una ofrenda floral a la estatua de Cuauhtémoc, acompañado de una danza en honor al último tlatoani.

Acto seguido, Amalia Guevara realizó la quema de la piñata de Donald Trump, “es el ser más cruel que hemos visto, él ha separado a las familias, ha arrancado a los niños de sus padres y no estamos de acuerdo con lo que hace, los mexicanos no vamos a pagar el muro”, expresó.

De igual manera, Amalia Guevara pidió respeto a la ciudadanía en general, “todos somos iguales, todos tenemos los mismos derechos; no queremos que nos vean como personas de tercera, somos igual que cualquier persona y ciudadano, con los mismos derechos y obligaciones”.

COMPARTIR