AGENCIAS

El canciller informó que si fracasan las medidas para intentar frenar la migración hacia Estados Unidos, el Gobierno de Donald Trump solicitaría discutir la opción de tercer país seguro.

Marcelo Ebrard señaló esta tarde que pese a las presiones de EU, el país se mantuvo firme a la hora de negociar la imposición de aranceles que pretendía el Gobierno de Donald Trump a los productos mexicanos.

 

En conferencia de prensa donde dio a conocer los acuerdos alcanzados y la forma en que se dieron, señaló que el Gobierno de México ha ejecutado diversas acciones para responder al flujo de migrantes.

 

El canciller detalló que durante la negociación, el equipo mexicano insistió en el impacto que tendrían los aranceles a la economía de ambas naciones.

Reveló que si fracasan las medidas que aplicará México durante 45 días para intentar frenar la migración hacia Estados Unidos, el Gobierno de Donald Trump solicitaría discutir la opción de tercer país seguro.

“Ellos quieren que discutamos, si las medidas no funcionan, la propuesta que ellos tienen, que es tercer país seguro, y nosotros pensamos que se tiene que crear un sistema de gestión migratoria, que es un concepto muy distinto sobre asilo seguro”, comentó.

Ebrard Casaubón reveló que durante la negociación con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles ese país presentó una propuesta de texto de tercer país seguro para su “firma inmediata”, a lo que la parte mexicana respondió que no estaba interesado en contemplar eso además de que se requería aprobación del Senado de México.

En conferencia de prensa, canciller presentó el informe que envió al Senado sobre su visita a Estados Unidos la semana anterior y sostuvo que se lograron resultados positivos, el principal la no imposición de aranceles.

COMPARTIR