Juan José Romero 

Ayer un grupo de maestros pertenecientes a la CETEG se metieron por la fuerza a las oficinas de Educación Física de la Secretaría de Educación en Chilpancingo, en donde rompieron sillas y pintaron las paredes con consignas en contra del director José Cabañas Bello, a quien acusan de vender plazas.

El maestro Efraín Rey Fuentes López acusó al director de Educación Física de vender las plazas con sede en Acapulco por una cantidad entre 80 y 100 mil pesos.

Afirmó que hay plazas que están asignadas a la Región de la Costa Chica y los maestros están en Acapulco cobrando, a pesar de que esas plazas eran para profesores que concursaron para obtener su lugar.

Tras pedir nombramientos para sus integrantes, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), marcharon de sus oficinas en la colonia burócratas por el bulevar Vicente Guerrero para exigir a las autoridades educativas solución a su pliego petitorio.

 

Arcángel Ramírez Perulero, secretario general de la CETEG recordó que luego de sostener una reunión con autoridades de la SEG, se acordó que el 8 de agosto se entregarían los nombramientos respectivos, sin embargo, a la fecha aún no los hay.

“Brindamos el beneficio de la duda aceptamos el compromiso de que mañana 20 se hará la entrega pero igual no dijimos no vamos a esperar vamos a llamarnos antes para que cumplan ese compromiso”.

El líder disidente dijo que ante el inicio del ciclo escolar, “no queremos violentarlo, queremos entrar bien”, de ahí la exigencia de los nombramientos sin perjudicar a los estudiantes del nivel básico.

Cuestionado sobre la posibilidad de no iniciar clases en algunos lugares donde se han registrado hechos de violencia en algunas zonas, Ramírez Perulero, dijo que no hay riesgos de que se quede ver interrumpido el inicio del ciclo escolar.

 

No obstante reconoció que se han registrado hecho a los que calificó como aislados, pero no “han pegado duro al gremio”, de modo tal que han tomado la determinación de iniciar el ciclo escolar de manera normal.

 

Pero insistió en exigir a las autoridades la garantía de seguridad para que los maestros no se vean en la necesidad de entorpecer el inicio del ciclo escolar, “hasta ahorita no ha habido ese foco rojo para que no haya clases”.

-¿Las regiones en donde puede haber problemas por la violencia?, se le cuestionó.

-No ahorita no, si hay agresiones pero no como cuando se percibe una amenaza general como ha sucedido en los meses de diciembre, por extorsiones, ahorita no hemos recibido amenazas.

 

Luego de salir de sus instalaciones, los maestros disidentes llegaron hasta el punto conocido como Los Cedros en donde sostendrían una reunión con las autoridades educativas bloqueando una de las laterales del bulevar Vicente Guerrero.

COMPARTIR