Por David Guzmán

De nueva cuenta, maestros de la CETEG provocaron un monstruoso caos vial ayer por la mañana sobre la avenida costera Miguel Alemán Valdez al celebrarse el Día del Trabajo.

Eran las once de la mañana y la costera era la tierra de nadie, a la Policía Vial se le salió la mano el control de la principal arteria vial del puerto donde como siempre, los más afectados fueron los automovilistas y urbaneros.

La peor parte la llevaron los choferes que se dirigían hacia la Base Naval de Icacos, ya que el desfile de la disidencia magisterial guerrerense tomó esa ruta y realizó un bloqueo en La Diana, lo que agudizó el tráfico vehicular.

A pesar de que fue un día de asueto, y la mayoría de los locales no abrieron al público, se hizo el desorden vial, y hubo expresiones de enojo de parte de personas que querían llegar rápido a sus destinos mientras la marcha conmemorativa del primero de mayo iba a paso de tortuga.

Insuficiente la policía vial

En La Diana, el grueso del contingente se detuvo, sacaron y gritaron sus consignas, los pasajeros y automovilistas varados tuvieron una buena parte de su tiempo, aunque el paso vehicular fue a paso lento.

Algunos turistas tuvieron que buscar otras alternativas, buscaron otras vías como avenida Universidad y la costera vieja, y fue así como lograron superar la protesta de contingentes como telefonistas, el CECOP, del Cobach y STAUAG.

El caos estuvo en todo su esplendor y como siempre,  no hubo la suficiente policía vial municipal ni estatal para darle normalidad a este grave panorama que provocan las marchas de la oposición.

Al filo de las dos de la tarde, todo retornó a su normalidad.

COMPARTIR