Por: Miguel Ángel Mata Mata

1.

Te lo dijeron. No será un buen jefe de la policía preventiva de Acapulco. Un fuereño que hará lo que los demás: aliarse a la maña y poner a su servicio hombres y armas, a cambio de dinero y la gracia de vivir.

Leíste la dinámica de quienes han llegado de fuera al puerto y han gobernado para llevar sus ganancias a sus municipios de origen. Esos que aprendieron a golpear para arribar a la nómina y convertirse en empleados fantasma de 15-30.

Viste cómo muchos se sumaron al linchamiento aun sin pleno conocimiento de causa. No lo niegues. Quisiste sumarte a esa horda de ignorantes.

“Todo el mundo ve lo que aparentas ser, pocos experimentan lo que realmente eres”. Maquiavelo.

2.

¿Dese hacía cuánto tiempo no era electa una mujer presidenta? Adela Román Ocampo es la primera. ¿Desde cuándo los alcaldes electos vienen de Costa Grande, Tierra Caliente, Costa Chica o la Región Centro? Si la memoria no falla, René Juárez Cisneros fue el último originario de La Laja y, ahora, Adela.

Supiste que las críticas por el nuevo jefe de la policía, con apellidos de acapulqueños, cesaron cuando se supo que es sobrino de un héroe nativo del puerto, lo mismo que de otra familia, cuya tradición se pierde en el nacimiento de la ciudad. Esas familias tienen relación de amistad con la que formó Don Nicolás Román, viejo militante del Partido Comunista y padre de la señora presidenta.  Pocos investigaron que el joven, de 43 años, pertenecía a cuerpos de élite de la policía federal. Que fue seleccionado por la Armada de México y la Secretaria de la Defensa Nacional, para venir al puerto.

Que dejó un cargo donde ganaba tres o cinco veces mayor al salario que aquí recibirá y… que encabezaba un grupo operativo de élite que se enfrentó a grupos criminales en el noreste de México. No te dijeron que al parecer son 16 elementos que le acompañarán, además de marinos y soldados. ¿Alguien te explicó qué cosa quiere decir Rambo’s?

“Ante todo, ármate”. Maquiavelo

3.

Te dijeron que hallaron un faltante de casi dos mil millones de pesos en las finanzas del municipio. Alguien te filtró que el responsable era Manuel Añorve Baños, actual senador de la República. Siguió el juego el jefe del Congreso, Pablo Amilcar Sandoval, quien dentro de pocos días deja su curul al suplente y se convierte en Virrey de Guerrero.

No te dijeron que Añorve es el único ex alcalde que cuenta con cartas de liberación, por la Auditoría General de la Federación y la Auditoría General del Estado, emitidas cuando gobernaban en el país, y en Guerrero, un presidente y un gobernador distintos al suyo. Caíste en la trampa del arranque de la anticipada carrera por la gubernatura. No pueden decir lo mismo Alberto López Rosas, Luis Walton, Evodio Velázquez e, inclusive, Félix Salgado ni Zeferino Torreblanca.

El golpe a tu jefa lo dieron desde el Senado de la República. Lo hizo la senadora Nestora Salgado, militante del Movimiento de Regeneración Nacional. “Acapulco sufre una grave crisis de seguridad pública”, acusó desde allá, mientras el otro senador, Félix Salgado, se relamía sus inexistentes bigotes.

“Los hombres son tan simples, y se someten hasta tal punto a las necesidades presentes, que quien engaña encontrará siempre quien se deje engañar”. Maquiavelo.

4.

Supiste que rociaron con gasolina la fachada de una casa contigua a la suya. Que le dejaron una cartulina donde le acusan de apoyar a un grupo del crimen organizado. Quisieron causarle miedo. ¿Lo consiguieron?

Leíste que ella se defendió. Se llama Mariana García Guillén. Es diputada local. Desde tribuna del Congreso, en Chilpancingo, denunció y anunció que interpondría una denuncia ante la Fiscalía General de Guerrero, aunque, aclaró, “no tengo confianza en el fiscal de Guerrero”.

Alguien te sugirió que el flamazo, la cartulina, la acusación, el anuncio de la denuncia y la aclaración se dieron en un contexto doméstico. La señorita Guillén ha tomado una postura crítica contraria a la del futuro Virrey, en el reparto de comisiones y funcionarios del Poder Legislativo. Luego de su peligrosa aventura, rindió protesta Netza Bustamante, como jefe de las finanzas de la Cámara Local de Diputados.

“El fin justifica los medios”. Maquiavelo.

5.

No has notado que en ésta trama narco-policiaca-política, el nuevo enemigo público número uno de las personas buenas y que pretenden erradicar la corrupción, Evodio Velázquez Aguirre, se ha refugiado en Chilpancingo. Al amparo del alcalde perredista de la capital del estado, Antonio Gaspar Beltrán, trabaja para tomar por asalto la candidatura de su partido, el PRD, a la gubernatura de Guerrero.

No has notado que han metido a tu jefa, a la presidenta municipal de Acapulco, en una carrera por la sucesión de Héctor Astudillo Flores, a quien te niegas a reconocer que devolvió la normalidad institucional al estado de Guerrero y quien dejará un hueco muy grande de llenar.

No te has dado cuenta que, desde la presidencia de la comisión de la Defensa Nacional, que encabeza Félix Salgado Macedonio, se puede obtener delicada información que puede ser utilizada con maquiavélicos fines.

“Nunca intentes ganar por la fuerza lo que puede ser ganado por la mentira”. Maquivalo.

6.

Mientras el populista Donald Trump, y su discurso polarizante y de odio, contra quienes no piensen como él, han perdido el control de lo que allá es la Cámara de Diputados, en México el ex presidente Carlos Salinas dijo, en alguna universidad, que “vivimos tiempos maquiavélicos y que la República está en riesgo”.

¿Es así?

“En general, los hombres juzgan más por los ojos que por la inteligencia, pues todos pueden ver, pero pocos comprenden lo que ven”. Maquiavelo.

7.

Nicolás Maquiavelo fue un filósofo político que nació en Florencia en mayo de 1469. Trabajó como diplomático y funcionario, pero pasó a la historia por su labor como escritor. Su obra, El príncipe, fue un tratado de doctrina política que escribió en 1513. Pero su publicación no fue hasta 1531, cuatro años después de su muerte (1527).

A Maquiavelo se la atribuye la frase “el fin justifica los medios”, pero El príncipe guarda mucho más. Una de sus grandes aportaciones a la política fue su concepto de la razón de estado. Sus aportaciones, además de valerle para ser considerado uno de los teóricos políticos más importantes del Renacimiento, asentaron las bases del concepto de política en la modernidad.

miguelangelmata@yahoo.com.mx

COMPARTIR