Juan José Romero

 

Chilpancingo, Gro., 11 de abril del 2018.- El dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Evencio Romero Sotelo consideró que los recursos federales deben re direccionarse  y “pasar” necesariamente por el campo.

 

En entrevista, el líder campesino aseguró que los recursos que las delegaciones federales que ascienden a más de 15  mil millones de pesos “no sabemos a dónde van a parar”, de ahí que deben tener una mejor orientación.

 

“Lo dije yo en una reunión de pacto por la seguridad, donde hablamos de algunos temas de seguridad, estatal y nacional y les decía que la paz pasa por el campo de Guerrero, porque desgraciadamente el 52 por ciento de la producción de la amapola viene de Guerrero”, lo cual dijo no representa un dato alentador para la entidad.

 

Ante estas circunstancias dijo todos los actores deben “entrar” para coadyuvar a re direccionar estos recursos, “ese fue el planteamiento en esa reunión”, a las autoridades, recordó.

 

Señaló que la federación debe tomar en cuenta al estado porque se trata de asunto de seguridad nacional, como en su momento lo expresó el entonces gobernador José Francisco Ruiz Massieu.

 

Romero Sotelo consideró además que la “clave” para la pacificación del estado de Guerrero se encuentra en el campo, por lo que celebró que el gobernador, Héctor Astudillo haya instruido al secretario de Agricultura,  Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural (SAGADEGRO), Juan José Castro Justo para reunirse con las organizaciones campesinas para coadyuvar en la distribución del recurso para el campo.

 

“De esta manera podemos acatar ahorita que bajó el precio según informan de este enervante (amapola), y meterle a la carretera, meterle ahí al centro de salud, meterle a la producción de árboles frutales que hay mucho en la sierra y meterle mucho maíz”, para que el campesino cambie el cultivo ilícito a cultivos lícitos.

 

Dijo que más allá de banderas políticas, se trata dijo de apoyar al gobierno que encabeza Astudillo Flores para que a Guerrero le vaya bien, y no solo al gobernador como se pudiera pensar, “a pesar de que nos digan que somos achichincles, lambe botas”, dijo.

 

Se trata dijo de apostarle a la institucionalidad, y a tener un gobierno fuerte porque recordó que la anterior administración fue una de las peores que ha tenido Guerrero, sobre todo en el último tramo que encabezó el gobernador interino Rogelio Ortega, que dejó un desastre administrativo.

 

“Qué tenemos que hacer, sumarnos sabemos las circunstancias difíciles que estamos pasando a nivel nacional y a nivel estatal pero solamente unidos podemos sacar a Guerrero adelante”, expresó el líder campesino.

COMPARTIR