Con el objetivo de destinar más recursos en beneficio de la población el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró su recomendación a los organismos autónomos para que se conduzcan con austeridad. En el caso del financiamiento a los partidos políticos, insistió en que reduzcan su presupuesto.

Recordó que ya se envió desde el Ejecutivo al Poder Legislativo una propuesta al respecto, sin embargo, no se ha aprobado.

“Es bastante dinero, son como 5 mil o 7 mil millones que en estos tiempos deberían utilizarse, o una parte considerable para atender la emergencia sanitaria y para las necesidades de la gente. Tienen que apretarse el cinturón los integrantes, los dirigentes de los partidos políticos. Yo creo con eso se cumpliría, se mantiene el ordenamiento de que haya nuevos partidos que cumplan con los requisitos y se hace un ahorro en el presupuesto”, remarcó.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario dijo que la intención de ahorrar y destinar recursos a la gente que más los necesita, debería surgir voluntariamente desde los propios partidos políticos.

“De manera voluntaria decir: ‘vamos a recibir para las campañas la mitad y vamos a entregar el 50 por ciento para salud, inclusive etiquetarlo, destinarlo a la vacuna’ y se los reconocería mucho el pueblo de México. Es el momento de hacerlo. Vamos a ver qué responden. Respetuosamente los llamamos a que tomen esta decisión, a ver qué piensan el día de hoy, qué responden a este planteamiento”, subrayó.

El jefe del Ejecutivo manifestó su respeto a la creación de partidos políticos y refirió que es un derecho establecido en la Constitución que corresponde garantizar al Instituto Nacional Electoral y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

En lo que corresponde al Presupuesto de Egresos de la Federación de 2021, el presidente indicó que se caracterizará por ser austero. Agregó que no está contemplado adquirir deuda adicional, aumentar los impuestos o los precios de los combustibles.

“Todos tenemos que hacer un esfuerzo, un sacrificio, ahorrar. Hacer a un lado las extravagancias, lo superfluo, los gastos innecesarios; ubicarnos en la nueva realidad. Ni siquiera en épocas de bonanza se justifica que haya derroche, mucho menos ahora, enfrentando dos crisis, la sanitaria y la económica. Aplica lo que decía el presidente Juárez: aprender a vivir en la justa medianía”, enfatizó.

COMPARTIR