Con el exquisito sabor de Chilapa, Guerrero, don José Guadalupe Felipe Hernández, nos cuenta del arte de hacer pan especial para los que vienen del más allá a subirse al altar de muertos y reencontrarse con los familiares vivos, que al final de cuentas, son los que habrán de saborear el pan caliente en este Día de los Fieles Difuntos, una tradición que se resiste a morir.

COMPARTIR