Juan José Romero

 

Chilpancingo, Gro., 16 de abril del 2018.- La quema de basura en los predios baldíos se está volviendo una práctica común en algunas colonias principalmente del norte de la capital del estado, el motivo: no hay servicio de recolección de basura.

 

Irma López vecina de la colonia Azteca, cada dos o tres días quema su basura en un lote baldío a un costado de su vivienda, “aquí no pasa el carro de la basura, solo vemos que pasan a vender cartón o aluminio en un negocio de arriba, caso todos los días pero no vienen a llevarse la basura de esta colonia”, dijo.

 

Los vecinos de la colonia Ampliación Lázaro Cárdenas hacen lo propio por el mismo motivo, y aunque por esta colonia los camiones recolectores, recorren sus calles, no se detienen a llevarse la basura, “no es mi ruta”, argumentan.

 

“A mí no me queda de otra que quemar mi basura, no pueden tenerla hasta que pase el carro; aquí hace más de tres meses que no vienen a llevarse la basura, y muchos vecinos optamos por quemarla”, explicó uno de los vecinos que en ese momento quemaba su basura.

 

Y aunque dicen saben de la contaminación que generan, insisten en que no pueden conservarla como ha pedido la autoridad municipal a la población, hasta que el camión recolector pase por los desperdicios.

 

Por las mañanas, es cuando la quema de la basura es más fuerte, el olor es penetrante, pues no solo es la basura de las calles que barren, sino papeles de baño, comida, plástico, y demás desechos que se generan en un hogar.

 

Otro de los vecinos que prefirió reservarse su nombre, dijo que es “muy molesto que todas las mañanas cuando voy a trabajar, el olor al salir de casa es fuerte, todo el humo se va a las otras viviendas y cuando va a pedir que dejen de hacerlo, se gana la enemistad   de los vecinos”, “a usted que le importa”, contestan.

 

En algunas ocasiones, la quema de basura genera en un incendio de un lote o varios, si es el caso, y es cuando llaman a los bomberos, que solo se limitan a apagarlo, las autoridades policiacas se limitan también a observar y hacer una parte para sus superiores, pero nada pasa, se quejaron los afectados con estos incendios.

 

“El otro día vinieron los policías a ver un incendio, de un lote, tomaron algunos datos, pidieron lo apagaran y se fueron, eso es todo, pero una vez que se van, comienzan de nuevo, y así sucesivamente”, dijeron algunos vecinos que observaron de paso como se quemaba un “montón” de basura en un lote baldío cerca del fraccionamiento SUSPEG.

 

Otra práctica es, tirar la basura en los lotes baldíos, incluidos perros que embolsados son aventados en los predios, cuyos dueños ni siquiera los conocen, porque no van a “chaponar” sus lotes o cercarlos para evitar que se conviertan en basureros clandestinos.

 

Los vecinos hicieron un enésimo llamado a las autoridades del municipio, que no solo “limpien” el primer cuadro, o los barrios históricos donde incluso hacen campañas de limpieza de calles, sino que acudan a la periferia en donde el problema se acentúa aún más, y comiencen a tomar cartas en el asunto, señalaron.

COMPARTIR