Juan José Romero

Chilpancingo, 20 de mayo de 2020.- El secretario de Desarrollo Social (Sedesol) en Guerrero, Mario Moreno Arcos, aseguró que ante la crisis actual, se debe actuar de inmediato “las políticas públicas deben resolver el problema de fondo, no solo a corto plazo, tomando en cuenta que falta mucho para alcanzar la nueva normalidad.

Indicó que las consecuencias que traerá esta pandemia generada por el coronavirus, por la cual “la luz al final del túnel todavía no es visible”, desgraciadamente no se pueden medir en un primer momento y aun cuando “tenemos que mostrarnos optimistas”, en el aspecto social el impacto será “altamente negativo, ya que por principio de cuentas los pronósticos son que se incrementarán diez millones de pobres en el país, lo cual “es verdaderamente complicado, pero no lo sabemos aún con exactitud”.

El  funcionario estatal añadió  que a pesar de esta grave situación que atraviesa el país, el gobierno de la República, que encabeza Andrés Manuel López obrador “no está impulsando políticas públicas que estén abonando a resolver el problema que ya tenemos encima, por lo que se avizora aún más complicado hacia el futuro”. 

Aún más dijo, “el gobierno federal tiene una política pública muy clara y con una visión distinta que resuelve un problema sólo de manera inmediata si les da un recurso a los adultos mayores o a los discapacitados, pero que nosotros creemos que no es la solución”. 

Cuestionado acerca de su pronóstico en materia de Desarrollo Social para cuando termine esta pandemia generada por el coronavirus, Moreno Arcos fue claro al señalar que por las circunstancias que se viven las consecuencias que traerá esta crisis no se pueden medir, “porque no tenemos claridad respecto a cómo se habrá de resolver o cómo habremos de vivir una nueva realidad. No, definitivamente hoy no podemos hacer un corte, ni hablar de temas que definan cómo estaremos después de esta pandemia porque creo que la luz al final del túnel todavía no es visible”, expuso.

Aclaró que el gobierno del estado, que encabeza Héctor Astudillo Flores y en general todos los guerrerenses “tenemos que mostrarnos optimistas y confiar en que saldremos adelante de la mejor manera posible, pero definitivamente creo que es una circunstancia todavía muy difusa, no hay claridad al respecto”.

Eso sí, fue puntual al expresar que en materia social, el impacto que generará la pandemia por el coronavirus será “altamente negativo el gobierno federal tiene una política pública muy clara, pues incluso “los pronósticos que hoy se manejan es que habremos de incrementar diez millones de pobres solamente en el caso de México. Es verdaderamente complicado; no lo sabemos aún con exactitud”.

En este sentido, por su experiencia en el servicio público el secretario de Desarrollo Social consideró que las políticas públicas que hoy se aplican en este país deberían de estar enfocadas a atender el problema, pero de fondo, aunque “desafortunadamente no lo vemos; debo decirte que yo no lo veo, no veo políticas públicas que estén abonando para resolver el problema que ya tenemos encima y que se avizora aún más complicado hacia el futuro”. 

Reconoció que esta situación ha sido analizada por los secretarios de Desarrollo Social de los estados del país y por los integrantes de la Comisión Nacional de Desarrollo Social de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) con el fin de trabajar justamente en un plan emergente y la propuesta entregarla al gobierno federal a través de la Secretaría del Bienestar, con la idea de paliar precisamente los efectos sociales provocados por el coronavirus: “el próximo día 25 estaremos en el Consejo de Desarrollo Social y ahí tendremos la oportunidad de platicarlo con María Luisa Albores, que es la Secretaria del Bienestar, y entregar algunas propuestas muy concretas”.

No obstante, Moreno Arcos manifestó sus dudas en cuanto a la respuesta del gobierno de López Obrador en cuanto a las propuestas de los secretarios de Desarrollo Social de los estados del país:  “para ser realista no veo a futuro respuesta a los mismos; el gobierno federal tiene una política pública muy clara y con una visión distinta que resuelve un problema sólo de manera inmediata si les da un recurso a los adultos mayores o a los discapacitados, pero que nosotros creemos que no es la solución”. 

A manera de ejemplo, citó que el gobierno federal justificó su trabajo en beneficio de la población con el adelanto de dos bimestres a los adultos mayores, pero el problema es que ya se van a vencer, pero al final de cuentas es un recurso que de por sí tenía que dar, es decir, no aporta nada nuevo para resolver los temas prioritarios de la población.

Asimismo, dijo que a pesar de que el gobierno del estado, encabezado por Héctor Astudillo Flores ha impulsado acciones para poder incidir en una mejor calidad de vida de los guerrerenses, desafortunadamente surgió  ésta pandemia  y además de que se ha encontrado con muchos obstáculos, por principio de cuentas no cuenta con la misma capacidad económica y por si fuera poco ha tenido poca disposición del gobierno federal para poder ayudar y apoyar en esta contingencia. 

Y agregó: “no hay recursos extraordinarios, los recursos son los mismos. En el caso de salud, solo son adelantos de un recurso que forzosamente tendría que darle al estado porque ya está presupuestado. De ahí que insista en que no vemos una política pública clara al respecto. Hace pocos días escuchaba al secretario de Salud del Estado que decía que de cada cien insumos que se están llevando a los hospitales, y llámense inclusive ISSSTE o Seguro Social, solamente seis los aporta el gobierno federal y eso es verdaderamente grave, es realmente crítico. 

Contrario a la actitud del gobierno federal, Moreno Arcos resaltó el liderazgo que ha asumido en esta pandemia el gobernador Héctor Astudillo Flores, reconocidas a través de mediciones de corte nacional que reseñan muy claramente su grado de participación y compromiso para asumir está enorme responsabilidad.  

Con el ejemplo del gobernador Astudillo Flores, dijo que en la Secretaría de Desarrollo Social ha redoblado sus esfuerzos, aunque resaltó que no ha sido una tarea sencilla, porque con la llegada de López Obrador a la Presidencia de la República, la federación concentró los apoyos hacia grupos de la población más vulnerable los cuales maneja “de acuerdo a su criterio” mientras que al estado le deja muy poco, por lo que el mandatario estatal ha instruido para atender con recursos propios a quienes no alcanzan los beneficios del gobierno federal.

Asimismo, otra instrucción girada por el gobernador Astudillo Flores es impulsar estrategias que fortalezcan la economía y que ayuden a resolver temas de marginación y pobreza, por lo cual se llevan a cabo programas sociales como “Un Cuarto Más” en el que ya se comenzaron a dispersar aproximadamente 80 millones de pesos para iniciar la construcción de aproximadamente dos mil cuartos en todo el estado, y el de Paneles Solares para llevar electrificación a comunidades de alta marginación en la Montaña y en la Sierra donde se arrancaron ya cerca de mil proyecto.

Asimismo, indicó, en coordinación la Secretaría de Energía y la Comisión Federal de Electricidad se reactivaron ya aproximadamente 400 proyectos de electrificación que por la pandemia. 

El secretario de Desarrollo Social indicó que entre otros, estos son parte de algunos de los programas con carácter social que el gobierno que encabeza Héctor Astudillo impulsa a favor de los guerrerenses, finalizó. Por: Juan José Romero

COMPARTIR