Personal de la Policía Estatal adscrito a la Coordinación Operativa de la Región de Costa Grande que permanecían en un puesto de vigilancia policial en la carretera Ixtapa – Zihuatanejo, aseguraron a una fémina y un masculino en posesión de mil 80 dosis de probable “cristal”, 92 bolsitas y 19 paquetes de probable marihuana, con un peso total de 63 kilos, así como un vehículo del servicio público.

Los uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado que de manera permanente realizan patrullajes en prevención del delito en el municipio de Zihuatanejo y que instalaron un puesto de vigilancia en la colonia Lomas de Riscalillo, visualizaron un vehículo que al notar la presencia policial frenó repentinamente, descendiendo un masculino y una fémina que corrieron con la intensión de darse a la fuga.