El Ejército Mexicano confirma que se trató de un explosivo bélico casero, que podriá ser utilizado en otros atentados si no detienen a los responsables se puede catalogar como un acto terrorista.

Ayer por la tarde, policías comunitarios de Xaltianguis reportaron la explosión de un coche bomba en esa localidad perteneciente al municipio de Acapulco.

El reporte fue que uno de los coches bomba había explotado frente a la base de la Policía Comunitaria ubicada en Xaltianguis.

En este ataque simultáneo, también se confirmó que había otro vehículo que estalló en el mercado de ese mismo poblado casi a la misma hora.

La Fiscalía General del Estado informa que en relación a los hechos registrados en el poblado de Xaltianguis, donde resultaron con dañados siete vehículos particulares, se trató de una detonación de un artefacto dentro de un vehículo, esto de acuerdo al dictamen de peritos de la Fiscalía en la zona antes mencionada misma que fue acordonada, situación derivada de la explosión de un tanque de gas (cilindro), el cual habría sido manipulado previamente para el incidente.

El fiscal general del estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila y el secretario de Seguridad Pública Estatal, David Portillo Menchaca de manera inmediata acudieron al lugar de los hechos, ahí el titular de la fiscalía dirigió las diligencias del ministerio público para la integración de la carpeta de investigación correspondiente.

En el citado poblado ubicado en la zona rural, se desplegaron elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, Policía Federal, Policía Estatal y agentes ministeriales, con el propósito de iniciar la búsqueda de los responsables por este hecho.

Así también elementos de la Secretaría de Protección Civil del gobierno del estado para realizar los protocolos necesarios en resguardo de la ciudadanía y coadyuvar en los dictámenes finales de la investigación. Hasta el momento no se registran daños personales ni se han repetido incidentes.

El vocero de la UPOEG, Bruno Plácido Valerio, confirmó el ataque en contra de sus instalaciones, provocando caos y confusión en la comunidad, además del miedo de los habitantes ante las amenazas de un posible ataque.

Placido Valerio, dijo que ya se investiga quienes fueron los responsables de ese atentado, para ello se han desplazado a las diversas comunidades cercanas para localizar a los agresores.

También el ejército y las autoridades civiles, montaron un dispositivo de seguridad en la carretera federal para localizar a quienes provocaron la explosión.

Bruno Plácido Valerio reconoció que la disputa de los pueblos ha generado  los enfrentamientos en el poblado de Xaltianguis, luego que un joven fue abatido y su mamá herida por parte del grupo criminal conocido como “Los Dumbos”, de quienes también fue abatido un elemento.

Declaró que los enfrentamientos se originaron contra un grupo criminal denominado “Los Dumbos”, quienes aseguró, se disfrazan de policías comunitarios en ese poblado, “y se dedican al huachicoleo”.

El dirigente de la UPOEG comentó que el grupo opera en la zona de Tierra Colorada y Xaltianguis y, hace tiempo se empezaron a armar y quisieron someter a la población.

Tras las balaceras, agregó, “nos vimos obligados de asumir el control de Xaltianguis otra vez y desplegamos un operativo anoche, y hoy en la mañana hubo otra balacera, y hasta ahorita hay un muerto por parte de los delincuentes y se está tomando el control”.