Ignacio Hernández Meneses

A un año de haber asumido el poder, la presidenta municipal de Apango, Jenny González Ocampo, “no ha hecho una sola obra en la comunidad de Tlamamacán, un pueblo de pobreza extrema”, denunció Flores Allende Montiel, vocero de la Gubernatura Nacional Indígena.

El representante de los inconformes dijo que la señora presidenta prometió diversos servicios para esta comunidad pero no les ha cumplido siquiera con el alumbrado público tan necesario para enfrentar la inseguridad, los asaltos, los robos.

“Nos parece una actitud irresponsable de este gobierno que prometió diversos programas sociales para la gente de escasos recursos pero hasta hoy no vemos nada claro, solo ha estado engañando a la población que ya se decepcionó de su gobierno”, sostuvo.

Flores Allende dijo que muchos de sus propios compañeros del PRD del municipio de Mártir de Cuilapan votaron por ella, ya que dijeron que “detrás de ella va a estar su esposo José Guadalupe y Guillermo Rivera Ocampo esposo y cuñado, ambos personajes que antes no tenían nada y que después de haber sido presidente municipal, se volvieron connotados empresarios”.

Cuando su esposo José Guadalupe Rivera Ocampo fue presidente manejó alrededor de 400 millones de pesos, por la cruzada nacional contra el hambre, y fue en esas fechas cuando su cuñado de ser un simple intendente, se convirtió en un rico empresario, que tiene maquinaria pesada y carros además de su constructora.

COMPARTIR