Ignacio Hernández Meneses.

Del 14 al 21 de abril venidero, la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús –ubicada en la glorieta de Costa Azul-, ofrecerá su programa de Semana Santa 2019 y que inicia el Domingo de Ramos, anunció el padre Bulmaro Hernández Morales, responsable de este templo.

Entrevistado en la oficina parroquial, precisó que el 14 de abril a las siete y media de la mañana, habrá una procesión solemne de Palmas que saldrá de la avenida Costera Miguel Alemán Valdez, donde era la Comercial Mexicana de Costa Azul hacia el templo del Sagrado Corazón de Jesús y en cada misa habrá bendición de palmas.

El Lunes Santo, Martes Santo y Miércoles Santo, habrá misa y oración de Laudes a las 8:15 de la mañana. Para el Jueves Santo, a las 6:15 de la tarde será la Misa de la Cena del Señor, “Jesús instituye la Eucaristía  también el mandamiento del amor e instituye también el sacerdocio”, explicó.

El Viernes Santo a las once de la mañana, rezo del Viacrucis; a las tres de la tarde, rezo de las Siete Palabras, “las que dijo Jesús antes de morir por nosotros y por la tarde noche a las 7:30 el Rosario del Pésame a la Virgen y a las 8:15, la Procesión del Silencio, “acompañando a María en su dolor, por la muerte de su hijo, víctima inocente ejecutado en la cruz”.

El párroco dijo que el Sábado Santo a las ocho de la noche, habrá Misa Solemne de la Vigilia Pascual con bendición de agua y cirios y finalmente, el Domingo de Resurrección, 21 de abril, misas desde las 8:15 de la mañana hasta las 8:15 de la noche.

 

“Días para la conversión…”

 

La Iglesia Católica en voz de Bulmaro Hernández Morales, párroco de la capilla Sagrado Corazón de Jesús, también hizo un llamado a los victimarios que ejecutan y desaparecen, “para que se toquen el corazón y que miren el dolor y el sufrimiento y que se conviertan al Señor”.

Entrevistado esta mañana en la sacristía de la parroquia de Costa Azul, el sacerdote  dijo que la Cuaresma es un momento fuerte para apaciguar el corazón y reconstruir el tejido social, “es la Semana Mayor, son los días santos como lo llamaban nuestros abuelos, son momentos fuertes de reflexión, de oración, de penitencia para fortalecer la vida”.

“Es momento para vernos como hermanos, para reconstruir el tejido social”, enfatizó luego de reiterar que la Semana Santa son días para el cambio real y profundo.

“Momento de fortalecer la fe. Monseñor Leopoldo González ha hecho un fuerte llamado a los victimarios, a los delincuentes, a los que forman parte de las bandas del crimen organizados a que se toquen el corazón como hijos y piensen en la incertidumbre que han generado en las madres, en tantos padres,  que piensen en el dolor que han generado en tantas familias al desaparecer, secuestrar, asesinar a tantas personas y que se conviertan al Señor”, sostuvo.

Los llamó a dejar la violencia, el odio, los homicidios, “y que juntos y juntas podamos construir un mundo más fraterno, más humanos entre nosotros”.

 

Significado de la Semana Santa

 

La Semana Santa es la sexta semana de la Cuaresma con la cual se da inicio a la celebración anual de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor.

Su estructura busca introducir al pueblo cristiano, principalmente a través de las celebraciones litúrgicas, en el recuerdo de la Pasión de Cristo desde su entrada mesiánica en Jerusalén.

Es importante tener en cuenta que “el tiempo de Cuaresma va desde el miércoles de Ceniza hasta la Misa de la Cena del Señor”, así lo marcan las normas universales sobre el Año litúrgico y el Calendario.

Así, esta Semana se abre con el Domingo de Ramos de la Pasión del Señor: este es su “nombre” completo, ya que conmemora tanto la entrada solemne de Jesús en Jerusalén, como el inicio ya de su Pasión que tendrá lugar precisamente en la Ciudad santa.

Esta es la razón por la que en este Domingo iniciamos la celebración con el Evangelio de la Entrada en Jerusalén y, usualmente, la procesión que imita precisamente esta Entrada. Por lo mismo, se bendicen los ramos y las palmas, para que, como los habitantes de Jerusalén, aclamemos jubilosos al Hijo de David, al que viene en el nombre del Señor.

COMPARTIR