La Primera Dama de Estados Unidos sufre incómodo accidente con su vestuario.La primera dama eligió un vestido blanco de la famosa diseñadora Carolina Herrera valorado en casi 3000 euros que, por culpa de un chaparrón, transparentaba su pecho. Sin pretenderlo, se suma así al movimiento ‘Free the Nipple’ que pretende visibilizar el cuerpo femenino.

El suceso ocurrió durante la celebración del 4 de Julio con motivo de La Independencia en Estados Unidos. La primera dama acudió junto a su marido, el presidente Donald Trump.

COMPARTIR