Por Ofelia Reza

Elba Esther Gordillo, va a una revancha que disfraza de venganza legítima en contra de la traición maquinada contra ella en su propio sindicato.

Reapareció la líder magisterial con toda la fuerza y adrenalina para cargar en contra del grupo de traidores que la encarcelaron, más que el encierro la campaña de denigración en contra de su persona. Maestros, periodistas y políticos se ensañaron con ella.

  • La tigresa apareció en el Hotel Presidente acusada de lavado de dinero, delincuencia organizada y defraudación fiscal, pasó cinco años presa, en cárcel, Torre Médica y arresto domiciliario.

Perseguida y acosada a través de expedientes llenos de mentiras y falsas acusaciones, lo que no solo trastocó su vida personal, sino que también alcanzó su entorno familiar. No sufrió sola, sino con muchos de sus leales.

Fue febrero del año 2013 cuando la maestra estaba en San Diego y viajaría a Guadalajara para una reunión con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Hace una escala en el aeropuerto de Toluca a petición del entonces Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien le dijo que quería cenar con ella para platicar – (Le puso un cuatro), ya que la estaban esperando los comandos de  la Marina. La encañonaron, fue cuando se dio cuenta de la sucia trampa de Videgaray.

Peña Nieto, Aurelio Nuño en  su calidad de secretario y el perverso Videgaray, eran los arquitectos y creadores de la “reforma educativa”, los que encontraron disgusto en la maestra Gordillo, la que manifestó su oposición; ya que consideraba y considera que la reforma educativa solo es de nombre siendo solo una reforma administrativa destinada a lesionar la conquista del Sindicato de maestros, el mayor en número en toda Latinoamérica, en el cajón guarda la memoria y nombre de los traidores como el maestro Juan Díaz y Luis Castro que era el presidente de Nueva Alianza.

Viene brava la maestra, por eso sonaron más fuertes sus afirmaciones el pasado lunes, cuando reapareció ante la opinión pública  en el salón atiborrado de prensa y simpatizantes “recuperé la libertad y la reforma educativa se ha derrumbado”, exclamó.

En ese sentido es justicia poética para ella, después de lo que escribió  “como una persecución con mentiras”, los jueces le dieron la razón jurídica. La rebelión contra la reforma educativa le dio y le da la razón política. La vida continua dijo la maestra en su mensaje. Pero a partir de su aparición la vida no será igual para todos. Sus enemigos lo saben.

COMPARTIR