Distintas ciudades del mundo disfrutan del eclipse más largo del siglo. El fenómeno ha dejado espectaculares imágenes de una luna completamente roja.

COMPARTIR