Juan José Romero

.- El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza consideró que la Guardia Nacional tiene dos defectos, uno es que los elementos no conocen el terreno a donde llegan, y el otro “que llegará el día en que les lleguen al precio”.

Agregó que es necesario  que gobierno federal “con la cacaraqueada Guardia Nacional” ponga un poco más de orden, disciplina para con los elementos.

Rangel,  se refirió al video que circuló en redes sociales en el que hombres desconocidos torturan a habitantes de municipios de la región de la Costa Grande, “es un proceso de deshumanización de la sociedad, y debemos poner más de nuestra parte”, señaló el prelado católico.

Denunció que “hay ciertos acuerdos en ciertos niveles del gobierno” que ha permitido que se recorran los retenes de grupos de civiles armados autodenominados comunitarios, y confió en que los acuerdos sean favorables con autoridades federales.

Sobre el llamado que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador a los delincuentes a “portarse bien”, y “hacerle caso a sus mamitas”, el obispo consideró que ese tipo de mensajes son como “los llamados que hace el cura en la iglesia, ni quien le haga caso”, apuntó.

Por lo que  recomendó al presidente de México “hacer cosas concretas y apoyarse de los gobiernos estatales y municipales, porque desde allá arriba no lo van a lograr; tiene que apoyarse en los gobiernos estatales y municipales”, consideró.

En opinión del jerarca católico, sobre la Guardia Nacional, la protección de los civiles debe ser por parte de la autoridad civil y no militar, y que en estos momentos la guardia militar no se sabe qué es, “la sociedad civil no debe renunciar a ese derecho de que las mismas autoridades civiles los protejan”, señaló.

Comentó que esto puede traer dos defectos entre los integrantes de la Guardia Nacional: que no conocen el terreno a donde llegan, “y ustedes saben que el éxito de las guerrillas o de los ejércitos es conocer el terreno”.

Añadió es que  “aunque se oiga mal que lo diga, pero llegará el día en que les lleguen al precio y se acomoden. Y es donde yo veo lo más peligroso. Ojalá y se insista en la honestidad y rectitud”.

Sobre los jóvenes indígenas que serán reconocidos con la presea Sentimientos de la Nación, Rangel Mendoza mencionó que una buena parte de los habitantes de este estado son de origen indígena “y hasta hoy no se les había hecho justicia, y dar éste premio a esos muchachos que hicieron un esfuerzo en la medida de sus posibilidades, es meritorio”, consideró.

COMPARTIR