Por JULIO ZENÓN FLORES SALGADO

En una fotografía tomada en la ceremonia de inauguración del Paseo del Pescador, en la zona Tradicional, aparece la alcaldesa Adela Román Ocampo, flanqueada por el gobernador, Héctor Astudillo Flores, y el dirigente estatal del Partido Movimiento Ciudadano, Luis Walton Aburto. En la ceremonia se presentó una pequeña guerra de aplausos, con cierto tufo futurista. En estricto sentido las porras eran innecesarias.

Sabiendo que los tres personajes de la foto tienen los ojos puestos en lo que sucederá en la elección del 2021, en que se elegirá al sustituto de la alcaldesa y del propio gobernador… nos atrevimos a retomar  para pie de grabado lo que ese mismo día se predicó en casi todos los templos católicos como parte de la explicación de la celebración del Domingo de Ramos, que da inicio a la Semana Santa, semana de la entrega, pasión, crucifixión y muerte de Jesús.

 

“La mano del que me va a entregar está conmigo en la mesa…” (“está conmigo en la foto, podría actualizarse”).

 

Luego la lectura dice: “Ya estoy en medio de ustedes como el que sirve”

Después los discípulos se pusieron a discutir sobre cuál de ellos debería ser considerado como el más importante. Jesús les dijo: “Los reyes de los paganos los dominan, y los que ejercen la autoridad se hacen llamar bienhechores. Pero ustedes no hagan eso, sino todo lo contrario: que el mayor entre ustedes actúe como si fuera el menor, y el que gobierna, como si fuera un servidor. Porque, ¿quién vale más, el que está a la mesa o el que sirve? ¿Verdad que es el que está a la mesa? Pues yo estoy en medio de ustedes como el que sirve”.

 

Más tarde Simón le dijo a Jesús que estaba dispuesto a ir a donde Él fuera, incluso a la muerte:

“Señor (dijo Simón), estoy dispuesto a ir contigo incluso a la cárcel y a la muerte”. Jesús le replicó: Te digo, Pedro, que hoy, antes de que cante el gallo, habrás negado tres veces que me conoces”.

 

¿No son muy adecuadas estas citas del inicio de Semana Santa, para esta foto del día?

 

PERO HAY OTROS ACTORES…

 

En la ceremonia del Paseo del pescador estuvo también el senador Manuel Añorve Baños, del lado y siempre cerca del gobernador Astudillo, y quien en la semana fue colocado en una encuesta de Facebook, que aún no termina, en donde los cibernautas pueden optar entre él y el secretario de Desarrollo Social del estado, Mario Moreno Arcos, para abanderar al PRI. En esa medición el vecino de Acapulco supera por 14 puntos al de Chilpancingo, al registrar, con 9 mil 520 votos un 57 por ciento contra el 43 de Moreno Arcos. Por cierto que Añorve Baños ha estado bastante activo en el Senado toda la semana subiendo temas y cabildeando con sus amigos de Morena.

 

Poco antes, circularon en redes sociales algunas fotografías de otro ex alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, en donde aparece con el presidente de la mesa directiva del Senado, Martí Batres, de Morena y en otra con el perredista con licencia Juan Zepeda, con la explicación de que anda haciendo gestiones, aunque no se dice bien a bien de qué.

 

En tanto, el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, estuvo recibiendo a los alcaldes de San Marcos, de Marquelia y de Zumpango, a quienes dice estar apoyando con gestiones. ¿También tendrá su despacho de consultoría para explotar las relaciones que construyó como gobernador del PRI, en una primera etapa y del PRD en su última administración? O simplemente hace presencia para estar vigente de aquí al 21.

 

Y aunque él ha dicho que se descarta para el 2021, diga lo que diga, el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán, tuvo su ceremonia oficial de entrega de su segundo informe de labores al frente de esa casa de estudios, donde destacó su visión de que el espíritu de la Universidad Pueblo, ideada por el creador del grupo al que pertenece (Fredeuag), Rosalío Wences Reza, es completamente compatible con los ejes de la Cuarta Transformación de la gratuidad y obligatoriedad de la educación superior.

Por supuesto que no son todos los que están ni están todos los que son, pero estos personajes llegaron a la semana santa plagados de esperanzas y estuvieron al pie de los templos con sus ramitos simbólicos, en espera de la bendición divina, con la claridad de que algunos serán traicionados y crucificados y otros serán salvados resucitando al tercer día, para gobernar… otra vez… en algún lado.

COMPARTIR