Por Damián Terrazas Sánchez/ Él es Harún Al –rashid.

Decía en una entrega anterior que varias dependencias del ejecutivo federal entregaron una cantidad de 7 mil 760 millones de pesos de recursos públicos a 186 empresas privadas que en su mayoría resultaron  fantasmas y/o con irregularidades, esos recursos los triangularon a través de diversas universidades e Institutos del país. Conforme lo denunció la Auditoría Superior de la Federación en el ejercicio fiscal de los años 2013 y 2014; de aquella cantidad mayor, 3 mil 433 millones de pesos las dependencias no han comprobado sus destino final.

La Sedesol, cuyo titular inicial fue Rosario Robles Berlanga  dispuso de más de 2 mil millones de pesos que entregó bajo una figura de 10 convenios en 2013 y 2014; ella estuvo al frente desde Diciembre del 2012 al 2015 y la sustituyó José Antonio Meade Kuribreña, actual candidato de la coalición del PRI, Partido Verde y Nueva Alianza a quien por cierto las tendencias de voto lo mantienen en un lejano tercer lugar a tan sólo 8 semanas del día de los comicios más concurridos de la historia del país. A JAMK lo acusa la vox populi de ser cómplice del delito de omisión al encubrir las trapacerías de su antecesora en el cargo. Famosa la frase con que EPN la cubrió de impunidad al decirle un 13 de abril del año 2015  “no te preocupes Rosario, aguanta.”

Además José Antonio Meade fue titular de la SHyCP al terminar la administración de Felipe Calderón Hinojosa  y continuó al frente cuando tomó el poder Peña Nieto en 2012. Así como “no se dio cuenta” de los saqueos de Rosario Robles en Sedesol, tampoco se dio cuenta de los saqueos de Alfredo del Mazo Maza en Banobras; en lo absoluto de se dio cuenta del saqueo que realizaron los gobernadores corruptos de Veracruz Javier Duarte; de Chihuahua Cesar Duarte; de Roberto  Borge en Quintana Roo; de Medina en Nuevo León; de los Moreira en Coahuila; de Eruviel Ávila en el Estado de México; de los 10 millones de dólares que recibió Emilio Lozoya del consorcio brasileño Odebrecht y jamás “se dio cuenta” que todos esos recursos entraron al sistema bancario para ser utilizados en la campaña presidencial de Peña Nieto.

¿Es honesto José Antonio Meade como pretenden venderlo sus asesores y estrategas de campaña?, el pueblo huele que es cómplice de la camarilla que está en el poder, sin duda. Muchas personas le dicen y aconsejan que se deslinde del jefe de esa camarilla como lo es EPN, para despegar en la intención de voto y superar al puntero AMLO, sería impensable hacerlo porque se pegaría un balazo en el pie y eso no lo hará jamás. Hasta la otra…

COMPARTIR