Por Damián Terrazas Sánchez/ Él es Harún Al-rashid…

Este tema de la estafa y abuso de recursos públicos y los muchos que abundan en la memoria colectiva de los mexicanos, son respecto de la corrupción en las altas esferas del gobierno del orden que sea, federal, estatal y/o municipal.

 

El anterior titular de la Auditoría Superior de la Federación, Juan Manuel Portal declaró que 7 mil 760 millones de pesos del erario se dispusieron por parte de universidades públicas y dependencias del gobierno federal como la Sedesol, cuando la dirigió Rosario Robles Berlanga; Banobras que la dirigió Alfredo del Mazo Maza y actual gobernador del Estado de México; Pemex cuando fue director general Emilio Lozoya  quien nos debe una explicación a los mexicanos y a la justicia sobre los 10 millones de dólares que recibió del consorcio Odebreht para la campaña presidencial de EPN; que por cierto docenas de legisladores y funcionarios de primer nivel del Estado, en diversos países de tres continentes y ejecutivos de la empresa están presos y confesos ante la justicia de sus respectivas naciones, de haber recibido u otorgado sobornos. Recientemente el presidente del Perú Pedro Pablo Kuczynski ha demitido del cargo por recibir esos sobornos con anterioridad al cargo. Sólo en nuestro México un gran manto de impunidad cubre los crímenes que delincuentes de cuello blanco hacen y depredan al presupuesto nacional. Se estiman en alrededor de 500 mil  millones de pesos anuales que el crimen organizado como gobierno se roba en detrimento de todos los mexicanos.

 

El portal de noticias Animal Político en compañía de Mexicanos Primero contra la corrupción y la impunidad, estuvieron investigando al detalle el ejercicio fiscal del año 2013 y 2014 del presupuesto federal; la Auditoría Superior de la Federación ha denunciado desde el año 2010 la entrega de recursos públicos de manera indebida por dependencias del Ejecutivo federal: Sedesol; Pemex; Fovissste; Inea; Ran; Sep; Banobras; SE; Sagarpa; Senasica y SCT. Entregaron esos recursos a diversas universidades públicas como la Autónoma del Estado de México; Autónoma de Morelos; Autónoma de Campeche; Autónoma de Tabasco; la Juárez de Durango; la Politécnica del Sur en Zacatecas; la Popular de la Chontalpa; la Tecnológica de Tabasco estas triangularon a   186 empresas entre fantasmas y, otras irregularidades, donde las universidades involucradas se quedaron en total con un monto de comisiones por aproximadamente de un mil millones de pesos.

En días pasados en un tuit el ex gobernador Angel Aguirre mencionó que le extrañaba la riqueza que manifiesta evidentemente y de forma inexplicable el actual rector de la Uagro, Javier Saldaña Rodríguez quien compra caballos con un costo de 2 millones de pesos y adquisiciones de casas en lugares residenciales y ranchos en diversas localidades del municipio de Acapulco. A los liderazgos de la propia universidad los tienen callados a todos, con tiempos completos y becas a centros de estudios del extranjero. Recordemos que después del huracán Manuel del año 2014 que afectó al puerto y a las costas del estado de Guerrero, brigadas de estudiantes de medicina los desplegó la UAGro en apoyo a los damnificados, con remuneración de la Sedesol de Rosario Robles B. ¿Se quedaría algún recurso sobrante y se utilizó para compras de ranchos y casas?… Es pregunta.

Las dependencias aprovecharon un resquicio de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público que dispone el quinto párrafo del artículo 1, que sí un servicio se entrega y se asigna a una instancia pública, queda excluida del proceso de licitación.

 

Con la investigación de los periodistas y Mexicanos Primero, se detectó un gran faltante que las dependencias no han podido comprobar de 3 mil 433 millones de pesos. Hasta la otra…

 

COMPARTIR