El delito de extorsión cada vez gana más terreno por varios factores, la curiosidad, ignorancia y temor de la gente, pero también por la incapacidad y desinterés de la autoridad por hacer algo para evitarlo, perseguirlo y castigarlo, más allá de solo hacer anuncios espectaculares que no pasan de ser solo eso.

 

Una de las modalidades más comunes de la extorsión es vía telefónica y gana terreno día con día por el simple hecho que a la gente le gana la curiosidad de contestar cualquier llamada a pesar de desconocer el número y es ahí donde se enganchan, se someten ante quienes les llaman para la extorsión y amenaza, pero eso es igual o peor que lo que ocurre con las autoridades que nada hacen por investigar el origen de la llamada ni aplican tecnología alguna y solo atinan a decir “mejor apague su celular o cambie de número”

 

Los anuncios de crear una guardia nacional o supuestos nuevos esquemas de seguridad no dan ninguna tranquilidad a los ciudadanos ya que anuncios similares se han escuchado desde hace mucho y ya conocemos los resultados nada halagüeños, de hecho la autoridad hasta parece estar de acuerdo con que a los ciudadanos los despojen de lo poco que tienen ya que insisto nada concreto hacen. Otro ejemplo de saqueo al ciudadano es visible al prender la televisión o la Radio y ver o escuchar sobre programas que se aprovechan de la ignorancia, fe y hasta sentimientos de los ciudadanos con programas que los envuelven gracias a creencias religiosas, esotéricas, brujería, usos y costumbres, etc. mediante los cuáles acaban despojando de lo mucho o poco que tenga la gente a cambio de supuestamente resolverle sus problemas aunque ocurra lo contrario insisto, sin que nadie se interese si quiera por ponerle un hasta aquí a tanta charlatanería.

 

Acabar con la corrupción debe pasar de deseo a realidad pero con acciones concretas y visibles, que si hay una denuncia se investigue y castigue, que se regule la transmisión de programas donde se defraude a la gente y que se haga sentir un gobierno sensible al que le interesa que la gente viva mejor y que de lo poco o mucho que tenga no sea despojado.

COMPARTIR