Por Ignacio Hernández Meneses

 

“Debe ir serio” la advertencia del gobierno en el sentido de que sancionarán a quienes cierren las válvulas de la CAPAMA, “claro que debe ser penado”, cuestionó José Luis Sánchez Ortiz, presidente de la Comunidad Politécnica de Acapulco.

Explicó que el capricho de un trabajador de esa dependencia paramunicipal no puede estar por encima del interés público, por lo tanto, debe castigarse sin importar si es trabajador o no el que cierra las válvulas.

Sin embargo, el presidente del organismo colegiado aclaró que la CFE está en su derecho de cortar la luz si la Capama no ha pagado el servicio.

El pasado martes 11, CAPAMA anunció que sancionará a quién manipule las válvulas.

El director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), Mario Pintos Soberanis, atendió a vecinos de la zona suburbana de Acapulco, encabezados por el coordinador de Colonias Populares, Armando Hernández Nieves, quienes hicieron planteamientos relacionados al abastecimiento del agua potable y rehabilitación del drenaje sanitario. Y allí ratificó que habrá sanciones.

COMPARTIR