Por Ignacio Hernández Meneses

Jueves de caos vial en la costera Miguel Alemán Valdez.

Para exigir la cancelación “de la criminal UMA, sistema para el pago de sus pensiones”, maestros jubilados y pensionados pertenecientes a la CETEG realizaron una combativa marcha que partió del ex Ineban.

Primero, con sus pancartas y gritando sus viejas y nuevas consignas de lucha, bloquearon la glorieta de la Diana a las 10 y desde las 11 de la mañana realizaron un plantón en las puertas de la delegación del ISSSTE frente al Club de Golf. En esta ocasión, sí permitieron el paso de camiones y automóviles en ambos sentidos.

Arrastrando sus pasos a lo largo de la costera rumbo a la base, los viejos mentores nunca cesaron de gritar para exigir el pago de sus salarios y prestaciones que el gobierno les ha arrebatado y que no cumple las dos minutas firmadas.

Encabezados por Ángel Silva Naciso, secretario general de la región Centro de la CETEG, precisó que al menos 3 mil 400 profesores resultan afectados, y culparon a los dirigentes del SNTE se saquear los dineros del Programa de Previsión Social, “que se robaron los charros ratas”.

En conferencia de prensa, también acusaron al gobierno de que les debe 18 meses en prestaciones, y reprobaron a los diputados y senadores de que no les hacen caso a pesar de que ya fueron a verlos a sus respectivas cámaras.

A su vez, la maestra Aída González Zagal, dirigente de la región Norte, exigió del gobierno el cumplimiento de las dos minutas de acuerdo que tiene que ver con el Plan de Previsión Social y el aguinaldo que les fue cercenado a la mitad.

La protesta fue pacífica, con la natural inconformidad de automovilistas y urbaneros. 

¡Venceremos, venceremos…!

Megáfono en mano, el orador oficial dijo que “el gobierno estatal no puede rehuir a su responsabilidad en la solución de estas demandas que son justas y tienen fundamento legal, por lo que exigimos se realice cuanto antes, la audiencia acordada”. 

Allí iban, marchando y como lo han hecho siempre, los maestros Yolanda Flores Medrano y Gerardo García Lozano, líderes históricos de la CETEG que no se doblan ni se quiebran. También caminaron  maestras y maestros de Tixtla, Iguala, Chilpancingo, de Coyuca de Benítez, de todas partes.

Justo a las tres de la tarde, los docentes rompieron filas. Terminaron su protesta en la glorieta del Centro Internacional Acapulco. A una sola voz cantaron con firmeza su himno de lucha: “Venceremo, venceros, mil cadenas habrá que romper… venceremos, venceros, al charrismo  sabremos vencer…!

COMPARTIR