INDEFENCIÓN SANITARIA ECONÓMICA Y DE SEGURIDAD

POR: FERNANDO HINTERHOLZER DIESTEL

Los mexicanos comenzábamos la semana pasada con las vicisitudes propias de la pandemia, la gran preocupación de no tener empleo y si muchas deudas, aterrorizados por la cantidad de muertos producto de la guerra entre el narco y zaz… la tierra se comenzó a mover, las placas tectónicas en el pacífico oaxaqueño se encimaron y terremoto de 7.5 grados en la escala de Richter. Gran susto para Guerrero, Michoacán, Puebla, Oaxaca Veracruz, y varias entidades más del sur del país. Lo que nos salvó de una tragedia mayor según los expertos en sismología fue que el temblor fue oscilatorio y no trepidatorio y su tiempo de duración, como anillo al dedo nos cayó el terremoto habrá pensado, “el ya sabes quién”. Las cifras oficiales hasta un par de días informaban sobre los 212,802  mil casos y las  26,381 defunciones, entonces resulta que la pandemia contraria a lo expresado por López Obrador hace tres meses, no le cayó como anillo al dedo por el desastroso manejo que se ha hecho de la crisis médica y en la que su gobierno tiene buena parte de la culpa de la mortandad ocurrida (no las personas como declaro el imberbe doctorcito López Gatell). Por la falta de experiencia e ineptitud del “conductor de la novela de las siete” y del mismo Obrador, se han saturado todos los hospitales del país y seguramente, en un par semanas, estaremos arribando a la espeluznante cifra de 50 mil muertos por COVID-19. Quizá todavía no lo visualicemos  en su verdadera magnitud , pero estamos ante una tragedia de proporciones dantescas en la que el presidente de la cuatroté y sus “expertos sanitarios” son omisos e irresponsables, ya que en que en lugar de disponer todos el presupuesto, que tiene el gobierno para mejorar la atención médica con todos los suministros necesarios, desde ventiladores hasta equipo de protección a los médicos y personal de salud, prefirieron desmantelar el sistema de salud el año pasado y dejar en estado de total indefensión a los mexicanos. 

El gobierno de la 4ª.T decidió abrir la economía hace casi un mes de manera irresponsable, insisten tercamente que las pruebas de detección masiva no son relevantes, y vean el número de casos nuevos y defunciones solo en junio, se dispararon. La SSA si tenía presupuesto suficiente para encarar la crisis sanitaria, pero lamentablemente no lo está utilizando para salvar vidas o para ayudar a los millones de mexicanos que han perdido su empleo, lo utiliza para construir tres “faraónicas obras” que servirán para nadita la cosa y para financiar sus “programas político- electorales” disfrazados de política social y para contar con una generosa cantidad de recursos para usarlos en la elección del 2021. Con todo esto el señor presidente demuestra el miedo que tiene a perder la mayoría en la Cámara de Diputados y las 15 gobernaturas y los comicios locales, y desde ahora está preparando una de sus mentiras favoritas, la del “fraude electoral”. Sin pelos en la lengua y nadie que lo detenga, ha dicho que él será el guardián de las elecciones, aunque no le corresponda dicha labor. El  presidente de la república no puede ser el guardián elecciones porque  no se puede ser juez y parte, y su partido Morena y sus remoras, serán participantes de los comicios, y de  acuerdo a la Constitución Política de los EUM y a sus leyes secundarias,” los guardianes, los árbitros de la competencia”, son los Organismos Públicos Locales Electorales, los tribunales electorales locales, el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), y nadie más.

En materia de seguridad, otro tema muy sensible para los mexicanos no sólo no ha dado resultados el gobierno de la cuatroté, sino que estamos peor que antes. El promedio de asesinatos es de casi 100 al día en los 18 meses que lleva de gobierno. En total, ya son 53 mil 628, según cifras oficiales Más que con Peña Nieto o Felipe Calderón en su primer año y medio de gobierno, esta semana tuvimos 16 muertos en Tepuche cerca de Culiacán; 15 muertos en San Mateo del Mar en Oaxaca; 12 muertos en Caborca, Sonora; 20 muertos en Celaya en Guanajuato; y 14 en Jalisco; 14 en Zacatecas.  Y para poner la cereza en el pastel de la semana que recién termina, el Secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX, Omar García Harfuch sufrió un atentado con armas de grueso calibre (al aparecer por miembros de CNGJ) esto justo un día después de que en la mañanera se dieran a conocer  los nombres de los carteles del crimen organizado que operan en la capital de la república, a insistencia de un necio presidente, que no entiende al parecer cuestiones de inteligencia ni de seguridad nacional. El grupo criminal de origen Jalisciense fundado por Nemesio Oseguera, ya le declaró la guerra al Estado Mexicano y todo parece apuntar a que será un enfrentamiento en la que no se respetará ninguna entidad geográfica ni ninguna investidura, y el Estado tiene dos caminos: o dobla las manos como hasta ahora o acaba con ellos. Vienen tiempos difíciles. Haber que dice ahora después de este atentado, que representa un reto al Estado Mexicano, “los abrazos y no balazos, los voy a acusar con su mamá”, y toda esa sarta de burradas que dijo al inicio de su administración, nuestro “insigne presi”. Quizá le pida ayuda a Ovidio para exterminar al CJNG, por su excelente relación que tiene con la familia Guzmán, acreditada ya en el pasado. Y por mientras los mexicanos de todos estratos sociales, seguimos padeciendo la violencia criminal, ya sea en las Lomas de Chapultepec en CDMX, que en la costa Huave de Oaxaca, o en el desierto sonorense. Estamos en un estado de indefensión total.

La crisis económica agrava más el contexto de las dos anteriores., el Fondo Monetario Internacional elevo el pronóstico de la caída del PIB para el país a 10.5%, lo cual es terrible. En los últimos tres meses, en el país se han cerrado casi 10 mil empresas formales, de acuerdo con los datos del Seguro Social. Los datos de empleadores registrados al mes de mayo por parte del IMSS fueron de 997 mil 767 frente al millón 7 mil 751 que teníamos al final de marzo. La reducción fue de 9 mil 984. Millones de desempleados, miles de empresas medianas y pequeñas cerradas, y el gobierno federal no aplica medidas anticíclicas para apoya la economía como lo han hecho en todos los países del mundo. Mezquindad, ignorancia o necedad de López Obrador, pero todo ello nos conducirá al incremento en el número de pobres en el país, a un vertiginoso aumento de la inseguridad, robos, asaltos, secuestros, vandalismo, saqueos. Y quien nos defenderá entonces, si hoy día no pueden protegernos con Guardia Nacional, Ejercito, Marina y policías estatales y municipales, estamos rumbo al precipicio. Pero el poder desgasta y más cuando no hay resultados, y en la 4T no los ha habido. Ni económicos ni de seguridad ni de salud.  ES CUANTO

ADENDDUM: La visita a Washington de López Obrador  en estos momentos electorales tan inoportunos, obedece a una intención mutua de ambos presidentes populistas de aprovecharse uno de otro, al único que le tiene miedo López Obrador es al gobierno gringo y a Trump, y lamentablemente México saldrá perdiendo como siempre en esa relación asimétrica.

 

COMPARTIR