Juan José Romero

La designación de la consejera electoral que Azucena Cayetano Solano, causó diversas reacciones una de ellas la de Sergio Montes Carrillo, representante de Morena ante el IEPC, quien señaló que esta designación tenían “los dados cargados”.

“Nosotros habíamos comentado hace dos consejos del IEPC, que el proceso de selección del consejero séptimo que esta por designar tenía los dados cargados, porque había como tres candidatos del INE, que estaban registrados, uno del estado de México y otro de aquí de Chilpancingo y la compañera que quedó de Tlapa”, indicó.

Recordó el señalamiento que hizo respecto a esta designación en el sentido de que había “mano negra”, y por ende se presumía una burla a quienes se inscribieron de buena fe para participar en el proceso de selección.

Durante este proceso se inscribieron más de 60 personas,  después de una primera selección quedaron 30, después 20 y al último 10 y de estos últimos seleccionaron a la hoy consejera electoral.

“Tenían los dados cargados hacía ellos, porque así se había estado dando está teniendo una actitud de avasallar a los OPLES (el INE), de meterle a sus empleados que tienen en las vocalías y los IEPC no dicen nada en los estados y menos aquí en Guerrero”, señaló.

Dijo que todo el proceso de selección se trata de una simulación, porque aseguró que si no hay algún “padrino político” o no eres parte de la nomenclatura del INE, no tenían posibilidad alguna de ser nombrados consejeros electorales.

Comento además que quienes participaron, algunos tienen hasta cuatro participaciones en este tipo de proceso, “y nunca quedan” pese a ser personas con conocimiento en el ámbito electoral y con criterio propio y no llegan en el último proceso selectivo.

A pregunta expresa, dijo que a quienes perdieron los dejan en estado de indefensión al no poder impugnar el proceso, porque solo puede pedir una revisión de los exámenes y del proceso, pero no hay modo de recurrir alguna instancia para impugnar.

Ante esto, consideró que las vocalías del INE en los estados deberían desaparecer para poder aspirar a una federalización electoral donde los órganos electorales locales tuvieran el control de los procesos.

Adelantó que en el próximo proceso, el INE, atraerá los procesos locales e influir en todas las elecciones como pasó en el estado de Puebla en donde dejaron fuera al OPLE local.

Cuestionado sobre la dirigencia estatal de Morena, Montes Carrillo dijo que desde el pasado 1 de septiembre cuando quien ostentaba la dirigencia pidió licencia para convertirse en diputado, es decir, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, no hay desde entonces presidente del partido ni delegado en Guerrero.

Comentó que los tiempos ya pasaron y a la fecha no se ha asignado a ningún encargado de la dirigencia estatal de Morena, no obstante, existe un comité al que llamó “espurio, porque no tiene quorum legal”, porque solo se reúnen cinco más uno, el cual no procede.

Urgió en la necesidad de la designación de un dirigente o encargado de la dirigencia en la entidad para darle certeza a lo que hace al interior de su partido, dijo el representante partidista.

Incluso señaló a que algunos de sus compañeros de partido les molesta que hable de temas como el salario de los diputados de Morena, y otro más dijo voltean a otro lado y no acatan los preceptos del hoy presidente Andrés Manuel López Obrador.

COMPARTIR