David Guzmán

Continua imparable la quema clandestina de basura en la zona diamante de la ciudad, misma que provoca serias afectaciones a la salud, denunciaron pobladores de Llano Largo. 

Ayer, en recorrido se percató el serio problema de contaminación en la zona diamante, misma que se en los próximos días recibirá a gran  número de turistas que arribaran al puerto a disfrutar de los días cálidos del verano.

En un terreno baldío, al cual se accesa por la carretera Cayaco-Puerto Marques, cruzando un paradero de patrullas de la policía estatal se apreció que este continua siendo utilizado como basurero clandestino y los propíos desechos son incinerados en dicho punto sin que ninguna autoridad haga de los tres niveles de gobierno haga algo al respecto.

Algunos vecinos que por temor a represalias omitieron dar su nombre denunciaron que tanto pechugueros como algunos automóviles particulares acuden a depositar su basura para después quemarla.

Un vecino aseguró que dichos desechos son recolectados en colonias como el Coloso, Colosio y el propio Llano largo para después, ser depositado en el terreno rodeado por maleza.

Los pobladores urgieron a la presidenta Adela Román Ocampo instruya a la Coordinación de los Servicios Públicos Municipales que atienda la problemática ante las posibles consecuencias graves en la salud de los niños y adultos mayores que son los más vulnerables y además, mala imagen al puerto ante la densa capa de humo que se origina.

 

COMPARTIR