El hombre dijo que tiene 18 años con una serie de enfermedades, pero que ninguna institución de salud lo ha querido atender.
Un hombre que se identificó como Leovaldo Centeno Vargas, de 47 años, intentó prenderse fuego frente a la casa de transición del presidente electo Andrés Manuel López Obrador.
El hombre, que dijo ser esquizofrénico, sordo y embrujado desde hace 18 años, exigía que lo atendieran en las oficinas del presidente electo, pero se negó a hacer fila y se cubrió con la manta con la que protestaba intentando prenderse fuego sin lograrlo.
“Manifestante embrujado, quiero justicia”, decía la manta que portaba. Maestros pensionados que colocaban una lona en la vialidad lo detuvieron y le quitaron el encendedor.
COMPARTIR