Es por todos sabido que cada que se presentan cambios en las administraciones públicas los nuevos gobernantes se encuentran con situaciones no reportadas en las famosas “entregas-recepción” y ya después vienen las denuncias mediáticas, las acusaciones y hasta las justificaciones de parte de quienes asumieron las nuevas responsabilidades por que las cosas no son como lo esperaban.

Algo que se encontrarán nuevos gobiernos es además de vicios ocultos, cuentas por pagar, acreedores furiosos, saqueos y nóminas abultadas es…que entre los nuevos empleados sindicalizados se encuentren sospechosamente a personajes que fungieron como empleados de confianza o familiares de muchos de ellos y ellas, así que habrá que ver si esa situación que es repetitiva se presenta o no y que se hará en esos casos ya que además de abultar la nómina para que ocurriera se le quitó la oportunidad a un empleado que venía haciendo méritos y que incluso fue pisoteado en sus derechos.

Las nuevas administraciones tendrían que denunciar y buscar que se sancionen acciones de ese tipo  y sentar el precedente para que no se repitan, ya que han sido de las acciones que más han afectado la operatividad de los nuevos gobiernos al tener que destinar la mayor parte de los recursos para la nómina y lo peor de todo es que se trata de personal que no realiza acciones sustantivas para un gobierno.

Los nuevos empleados dados de alta en una administración que concluye serán también nuevos lastres para los que recién comiencen… ¿será ésta ocasión distinto?.

COMPARTIR