Por Eduardo Salgado Sánchez

En Guerrero hay alrededor de 1.5 millones de comerciantes que se mantienen en la informalidad y por ende, no cumplen con el pago de impuestos al no estar inscrito en ningún régimen fiscal, reveló Carlo Gómez Velasco, administrador de servicios al contribuyente del Servicio de Administración Tributaria en Acapulco (SAT).

En declaraciones a reporteros, el funcionario del SAT expuso que con programas de afiliación y de concientización se buscará que los negocios de personas físicas que van desde vendedores de frituras y tacos, se integren y se unan a los 2.5 millones de guerrerenses que trabajan en la formalidad.

“Estamos trabajando con convenio de colaboración que tenemos con el gobierno del estado de Guerrero y ellos están llevando a cabo con acercamiento a todos los sectores donde se detecta la economía informal. Son todo tipo de negocio, hablamos de cualquier tipo de compraventa de cualquier tipo de producto, un pequeño negocio de venta de frituras, del señor que se pone en un puestecito de venta de tacos”, dijo.

Refirió que los negocios al regularizarse contarán con beneficios como certeza jurídica para los propietarios y a la vez, seguridad social para los empleados y familias. Precisó que hay especial interés de gobierno en regularizar el comercio toda vez que reflejará mayor recaudación de impuestos e interés también de las diversas cámaras empresariales por las pérdidas económicas que genera la competencia desleal.

Gómez Velazco precisó que no hay un plazo para traer a la legalidad al millón y medio de comerciantes que carecen de certeza jurídica y dijo, que el SAT en conjunto con cámaras empresariales trabajará en intensas campañas de concientización a comerciantes guerrerenses.

COMPARTIR