Eduardo Salgado Sánchez

 

Por desgracia, todo inicio tiene un final.

Ayer llegó a su fin la edición número 44 del Tianguis Turístico que en 2019, una vez más regresó al puerto de Acapulco, lugar que le vio nacer en 1975.

Ayer se escucharon las últimas melodías de música norteña, la tambora de Sinaloa, la marimba de Veracruz y el chile frito de Guerrero.

También se apreciaron a los últimos danzantes de todas las regiones del país, las bellezas y cálidas sonrisas de las bellas mujeres, los saludos entusiastas, el acento de los regios.

La gastronomía no faltó en el último día de actividades, largas filas se generaron en cada pabellón para degustar cochinita pibil, tacos de obispo, mole oaxaqueño, birria, lechón, alacranes, jumiles, flautas, tostadas, camarones al gusto, un sin fin de sabores y colores.

Acapulco se distinguió una vez mas por el cálido trato de su gente, las hermosas playas y sin duda, la gastronomía del puerto y de todo el estado en general.

 

*NOS VEMOS EN MÉRIDA EN 2020

Ahora, inicia la cuenta  regresiva para Mérida, Yucatán pues en un año será quien reciba mayoristas, tour operadores y toda la familia turística de México.

Por tener grandes atractivos como playas vírgenes, pirámides, cenotes, cultura, ciudades coloniales y pueblos mágicos, un amplio abanico de opciones turísticas para todos los gustos.

Además, Mérida se ha ganado el reconocimiento nacional e internacional por ser considerada la ciudad más segura del país, un buen atractivo para todos.

Adiós Acapulco, Mérida, allá nos vemos ¡bomba!…

COMPARTIR