Café Astoria

Por Ignacio Hernández Meneses

Ante la ausencia del “orden y paz”, y  “abrazos y no balazos”, ayer viernes, un grupo de civiles armados incendiaron dos tractocamiones y un autobús de pasajeros en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, sin víctimas humanas.

Los primeros reportes indicaron que hoy cerca de las 6:00 horas, en los puntos conocidos como Palos Blancos y San Jeronimito en el municipio de Petatlán, región de la Costa Grande de Guerrero se registró el siniestro de un grupo armado. Los hechos violentos es la extensión de los que han venido registrándose desde la semana pasada cuando hubo bloqueos y quema de carros en Zihuatanejo y Petatlán, y hoy continuaron con la quema de vehículos en la carretera federal.

Por los sucesos agentes de la policía del estado, policía federal y agentes de la Guardia Nacional  blindaron la vía de comunicación federal a fin de evitar bloqueos como el registrado el viernes de hace ocho días. Como se recordará al comenzar la presente semana que está concluyendo, el secretario de seguridad pública estatal, David Portillo Menchaca, detalló que si bien la institución que dirige ha dado respeto de movilización a sectores sociales con demandas justas, “no es el caso” de los pobladores -azuzados por el crimen organizado-, que bloquearon la carretera federal el pasado día viernes. Igualmente había sostenido de que no negociarían con grupos armados, no obstante el pasado miércoles el gobernador afirmó que ya había diálogo con grupos de personas, relacionadas con el narcobloqueo e incendio de urvans en Petatlán y Zihuatanejo, y que la región se encontraba normalizada en el ámbito de seguridad. La quema de carros de ayer viernes, al parecer es consecuencia a la convocatoria que desde el jueves por la tarde, en redes sociales se convocó para que ayer viernes el pueblo de Petatlán se movilizara en esa ciudad de “forma pacífica”.

Los pobladores han pedido la salida de la policía estatal por presuntos abusos, sin embargo, para David Portillo Menchaca, la demanda se trata de una respuesta de grupos por las detenciones de la  Secretaría de Seguridad Pública del estado de Guerrero en esa zona de Guerrero. Se había informado de que las autoridades habían logrado despejar la vía federal, tras los incendios de al menos tres vehículos, solo hubo daños, sin víctimas.

Por último Roberto Álvarez Heredia, vocero de la mesa de Coordinación estatal para construcción de la paz en Guerrero, confirmó que “individuos desconocidos incendiaron un autobús de pasajeros y dos tractores camiones en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo”. Por lo que se ve, el orden y la paz sigue siendo un asignatura pendiente.

 

COMPARTIR