Ignacio Hernández Meneses

 

Es gravísimo que el gobierno municipal mantenga sin luz el derecho a la salud de los acapulqueños, de por sí es escasa la medicina y que se eche a perder no se vale, aseveró el médico internista Rafael Salgado Leyva.

Alertó que en este escenario adverso para los centros de atención municipal, la salud de la población va a mermar, “es lamentable que no haya el mínimo interés de darle una solución a fondo a este problema, pagando los adeudos a la Comisión Federal de Electricidad”.

Lamentó que es poco el medicamento y con la falta de luz afectará a las vacunas y a la insulina, que son parte del cuadro básico, “de hecho si no se cuenta con electricidad pues prácticamente no se tiene nada, no hay las condiciones plenas para ofrecer un servicio médico adecuado y digno”.

El pasado jueves 31 de mayo, Enfoque publicó oportunamente que en total abandono se encuentran los centros municipales de Salud en Acapulco. Que 11 de 25 módulos de salud se encuentran prácticamente de adorno y en penumbras porque la dirección municipal de Alumbrado Público no ha pagado la luz desde enero pasado.

Dimos cuenta de que la propia dirección de Salud Municipal a través de su oficio DGSM/DA/1430/2018 fechado el 29 de mayo 2018, reconoce que los módulos de Valle de las Flores, Palma Sola, Oaxaquillas, Alta Icacos, Cumbres de Llano Largo así como el de Apanhuac y Apalani, tienen cortado el servicio de energía eléctrica.

Según el área de Control Presupuestal que le exige al director de Alumbrado Público Román Salazar Hernández, informe y pague los adeudos facturados desde enero a mayo del presente año.

Consultada al respecto, Gloria Sierra López, presidenta de la Comisión de Salud del cabildo porteño llamó al primer edil a corregir esta grave irregularidad que pone en condición de riesgo a la gente, “es urgente que se corrija esta grave situación”.

COMPARTIR